Fibromialgia ¿que vas a encontrar?

Sitio dedicado a los enfermos de fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple.
Desde el 2011 este sitio albergará posts de opinión como se vive estas enfermedades.Información medica y actualidad sobre fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple en www.fibromialgia.nom.es

Fibromialgia y recorrido interior

ANA FERNÁNDEZ NIETO/VOCALÍA DE PSICOLOGÍA CLÍNICA Y DE LA SALUD DEL COLEGIO OFICIAL DE PSICÓLOGOS DE LA RIOJA

Fibromialgia, «qué palabra tan extraña, ¿Qué es eso?...¿que inventos¿ »

Verdaderamente la primera vez que uno escucha esta palabra puede sucederle esto mismo: «¿fibro.. qué..?»Voy a tratar brevemente de describirla. La fibromialgia es una enfermedad de reconocimiento reciente. La Organización Mundial de la Salud la cataloga como tal por primera vez en 1993. Es definida como un síndrome reumático crónico que ocasiona diversa sintomatología física y psíquica. Entre los síntomas físicos cabe destacar: dolor crónico músculo-esquelético, agotamiento profundo, alteraciones del sueño, rigidez, sensación de hinchazón y/o hormigueos en las manos y en los pies, dolor de cabeza, alteraciones digestivas, dolor en la articulación de la mandíbula, alteraciones urinarias, trastornos en la concentración y en el equilibrio, síntomas alérgicos En relación a los síntomas psicológicos es muy frecuente la presencia de depresión (fenómenos de indefensión, desamparo, agotamiento psicológico...), ansiedad, angustia, dificultades de concentración, pérdidas de memoria Se calcula que afecta del 1% al 3% de la población, existiendo en España unas 800.000 personas adultas afectadas. La descripción de esta enfermedad no es muy halagüeña, ya que junto a los síntomas ya nombrados, el enfermo tiene que hacer frente a otros apellidos: cronicidad, dificultad de establecimiento de sus causas, diagnóstico confuso y tratamiento farmacológico paliativo y no curativo. Es fácil suponer que realmente el enfermo tiene motivos para sentirse realmente triste, confuso y preocupado.

La persona que padece fibromialgia, frecuentemente mujer, sufre por tanto importantes pérdidas en su vida , no sólo en lo concerniente al plano físico y psicológico, sino también en su ámbito social y laboral. A menudo ocurre que la enferma tiene dificultades para mantener su desempeño habitual en el trabajo, su red social y/o sus contactos se ven disminuidos, sus relaciones familiares se ven alteradas y sus relaciones de pareja sufren dificultades añadidas (disminución del deseo sexual y dolor asociado a las relaciones sexuales). Como consecuencia de todas estas pérdidas es habitual que la enferma atraviese por distintas fases en el afrontamiento de su enfermedad.

Precedido y/o junto a la negación de la enfermedad por parte del paciente, suele aparecer paradójicamente un sentimiento de «alivio» cuando se le diagnostica la enfermedad. Las enfermas verbalizan sentirse «aliviadas» ya que entonces piensan: «Ya se lo que tengo», «mi familia no puede decirme que esto son cosas mías», «en el trabajo no me tacharán de vaga», «no estoy loca, sino que tengo esta enfermedad» Este «alivio» suele ir acompañado de una fase de negación en la que son frecuentes pensamientos del tipo: «Esto no puede estar pasándome a mí», «no puede ser posible». A continuación las reacciones más frecuentes son de enfado, ira , seguidas de una importante tristeza y abatimiento. Si el proceso de afrontamiento de la enfermedad prosigue de una manera saludable, la enferma puede comenzar a aceptarla promoviendo los cambios oportunos que hagan que la convivencia con su sufrimiento sea lo más «amistosa» posible.

Respecto a su tratamiento, es primordial que se realice bajo una óptica multidisciplinar, incluyendo profesionales de la medicina y de la psicología. En cuanto a la intervención psicosocial es importante efectuar una correcta evaluación individual, social y familiar de la persona, son de especial relevancia las técnicas de relajación que ayudan a afrontar el dolor crónico y la ansiedad de manera eficaz, un apoyo y/o terapia individual y/o familiar dependiendo de los casos, el establecimiento de grupos de autoayuda para enfermos, así como el de programas de terapia familiar múltiple entre otras medidas. Sin la cooperación de los diferentes profesionales que deben intervenir en esta compleja enfermedad, los enfermos que la padecen tendrán más dificultades para mejorar su calidad de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradecemos cualquier comentario. Diferentes punto de vista nos ayudan a tener una mejor percepción global de nuestra problemática.Si te identificas nos ayudarás a visibilizar.
No lo uses para publicitar remedios..serán eliminados

Entradas populares