Fibromialgia ¿que vas a encontrar?

Sitio dedicado a los enfermos de fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple.
Desde el 2011 este sitio albergará posts de opinión como se vive estas enfermedades.Información medica y actualidad sobre fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple en www.fibromialgia.nom.es

Jordi Carbonell Abelló; entrevista sobre fibromialgia

Jordi Carbonell Abelló es reumatólogo; en esta entrevista hecha por Diego Aránega para el diario digital lamanyana se recogen las principales inquietudes que albergan los enfermos de fibromialgia.

Edición | Fibromialgia.nom.es 28-02-2008

El dolor ocasionado por la fibromialgia es impredecible porque varía de día a día. Además, afecta a varias partes del cuerpo, como los hombros, la cadera, las piernas, los brazos y hasta los músculos de los ojos. Los enfermos sufren agotamiento y depresión por un dolor que puede ser incapacitante. El doctor Carbonell nos habla de todo ello.
— ¿Se saben las causas?
— La investigación internacional que se está realizando sobre la fibromialgia es muy importante y, según lo que sabemos hoy día, es muy probable que entre los afectados exista una base genética que les predispone al dolor crónico. Además, tanto un estrés crónico mantenido como un dolor crónico localizado pueden llegar a desequilibrar el sistema nervioso central, que se hipersensibiliza.
— ¿Y eso qué provoca?
— Los síntomas de la fibromialgia son dolor crónico, cansancio, ansiedad, transtornos en el estado de ánimo y de otro tipo (algunos de ellos inexplicables). Como le decía, el sistema nervioso de estos pacientes es muy sensible a todos los estímulos que recibe del cuerpo.
— La clave es el diagnóstico precoz, ¿verdad?
— Como en todas las enfermedades, lo ideal es que el médico de familia, que es el primer responsable de la salud de los ciudadanos, detecte los casos de forma rápida. Si, por ejemplo, un paciente se queja de episodios dolorosos y repetidos en lugares diversos, es probable que sufra fibromialgia. Y si el médico lo diagnostica pronto, hay medios para luchar contra esa dolencia.
— ¿Qué medios?
— En primer lugar, hay que ser conscientes del problema y empezar a trabajar para ponerse bien a través de ejercicios específicos, así como de sicoterapia y utilización de fármacos.
— Hay asociaciones de afectados que han criticado una cierta lentitud en la diagnosis de esta enfermedad.
— Se trata de una enfermedad con síntomas muy variados e inexplicables, de manera que los médicos de cabecera derivan a sus pacientes de un especialista a otro y eso retrasa el diagnóstico y, por tanto, el tratamiento. Por contra, una vez que está diagnosticado, el paciente se tranquiliza porque ya sabe lo que tiene y puede luchar para mejorar su salud.
— Hay muchos más afectados (sobre todo afectadas) de lo que puede parecer en un principio, ¿no?
— La Sociedad Española de Reumatología hizo un estudio en 1999 que establece que la prevalencia de la fibromialgia es del 2,4 por ciento de la población de más de 18 años. Por tanto, hay muchos afectados.
— ¿Por qué afecta más a las mujeres?
— Efectivamente, afecta 25 veces más a las mujeres que a los hombres. Y la genética lo explica con claridad. La mujer sufre a lo largo de su vida de más dolores como, por ejemplo, la menstruación.
— Es una enfermedad especialmente fastidiosa.
— La calidad de vida de los afectados es inferior a la normal y, sobre todo, si les afecta el estado de ánimo.
— Puede crear un círculo vicioso.
— Claro, el dolor crónico afecta al estado de ánimo y eso, a su vez, angustia aún más al paciente, sobre todo si nadie le dice lo que tiene realmente.
— ¿Funciona el tratamiento con marihuana?
— Hay dos o tres estudios de un número pequeño de enfermos que indican que el cannabis puede ayudar. Pero estamos hablando de una sustancia que no es legal y, por tanto, hay que decir las cosas con mucha precisión y cuidado. Yo creo que en el futuro veremos ensayos clínicos más amplios, que pueden determinar si los derivados del cannabis pueden servir como tratamiento. En todo caso, debo decir que hay pacientes que consumen cannabis y que afirman que mejoran, pero insisto en que hay que ser prudentes con este tema.
— ¿Habrá cura?
— Para hablar de una cura a corto plazo, aún tenemos que saber más cosas de la enfermedad. Pero cada vez se investiga más y estamos más cerca de conocer la afectación en el sistema nervioso central y, por tanto, esperamos diseñar pronto mejores fármacos para luchar contra ella.
— ¿Se investiga lo suficiente?
— La Fundación para la Fibromialgia y la Fundación Genoma España junto con la industria farmacéutica española han puesto en marcha un Banco de ADN, que permitirá recoger muestras genéticas de más de 3.000 pacientes afectados.
— ¿Con qué objetivo?
— Con este estudio se podrán detectar las partes alteradas del cromosoma que predisponen al dolor y cuando eso sea posible se podrá diseñar un fármaco para equilibrar las proteínas que faltan o que sobran.
— Por tanto, hay que ser optimistas.
— Creo que debemos ser optimistas por diferentes razones. En primer lugar, porque los médicos de cabecera conocen mejor esta enfermedad y son conscientes de que hay que dar respuesta. En segundo lugar, la administración cada vez se implica más en la investigación de esta dolencia. Además, la sociedad también está concienciada como lo demuestra, por ejemplo, la Marató de TV3 del 2006 que recaudó más de 6 millones de euros para investigar esta afección. Todo eso hace que cada vez haya más grupos de investigadores interesados en este tema, tanto en España como en el resto del mundo. Por tanto, hemos convertido en conocida una enfermedad que estaba escondida bajo la alfombra.
— ¿Qué hay que aconsejar a los enfermos?
— Que trabajen activamente para ponerse bien y que no esperen que los fármacos, por si solos, les curen. La implicación de los enfermos es crucial para que el trabajo de los médicos dé resultado. De la misma manera, deben evitar caer en la depresión.
— Pero, a veces, la sanidad pública es desesperante.
— El sistema sanitario está intentando adaptarse para solucionar el problema de la fibromialgia. Con ese objetivo se están invirtiendo recursos y hay muchos profesionales, como un servidor, que cada vez dedica más atención a esta dolencia.

Nadar alivia el dolor causado por la fibromialgia

Según un estudio de investigadores europeos publicado en la revista Arthritis Research & Therapy.

Edición | Fibromialgia.nom.es 26-o2-2008

Hacer natación puede aliviar significativamente el dolor debilitante provocado por la fibromialgia, una enfermedad que por el momento no tiene cura, según publican investigadores europeos en la revista Arthritis Research & Therapy.

Los expertos desconocen cuál es la causa del trastorno, pero consideran que el trauma físico y emocional puede jugar un papel importante en la aparición del síndrome, en el que es común la presencia de dolor en el cuello y en los hombros. Algunas personas con la enfermedad también tienen problemas de sueño y sufren ansiedad y depresión.

En un estudio entre 33 mujeres, los investigadores dividieron a las participantes en dos grupos. Uno hizo ejercicio en agua templada durante más de una hora tres veces por semana y a lo largo de ocho meses, mientras que el otro no recibió entrenamiento acuático.

Las pacientes que nadaron dijeron que la actividad les ayudó a aliviar el dolor y a mejorar la calidad de vida. Según los directores del estudio, "añadir un programa de ejercicio acuático al cuidado habitual para la fibromialgia en las mujeres es rentable en términos tanto de costes de atención médica como sociales".
Gusi y Tomas-Carus, autores de este estudio, indicaron que no compararon el entrenamiento acuático con ninguna otra forma de ejercicio, como puede ser el aeróbico de bajo impacto, las caminatas o el tai-chi.

Síndome de fátiga crónica pediátrico

Actualizado a 2008; de interés para profesionales de la salud(se accede desde el enlace del titulo)

Jenny Moix y Dolor crónico

Jenny Moix como profesora de la Facultad de Psicología de la Autónoma de Barcelona es una gran divulgadora sobre el manejo del dolor crónico, su sencillez en la exposición hacen de sus escritos y declaraciones una gran fuente de ayuda para todos los enfermos en los que su sintomatología predomina el dolor crónico.

Edición | Fibromialgia.nom.es 21-02-2008

El 19 de febrero ha dado una charla "Aprenda a reducir el dolor crónico", de esta os resumo los siguientes consejo extraidos del farodevigo.es;

-Ojalá -dijo- se inventara un termómetro para medir el dolor con exactitud. Claro está que con un termómetro no conseguiríamos eliminar el dolor, pero sí que podríamos acabar con la incomprensión que sienten las muchísimas personas que lo sufren a diario, el 24,3% de la población en España".
El dolor ¿es un síntoma orgánico o psicológico? se preguntó, para empezar definiendo el concepto de dolor y su evolución histórica desde Descartes, que tomó como referencia de partida. "Dijo Descartes que se producía cuando hay un estímulo nocivo que circula como por cuerdas hacia el cerebro, y eso se acepta en la actualidad pero no es suficiernte porque hay muchos fenómenos que no encajan en esta definición, por ejemplo el llamado `dolor fantasma´, en un miembro amputado, o el efecto placebo, que demuestran que además de estos mecanismos fisiológicos existen otros factores que explican el dolor".
Comentó también que también se debe tener en cuenta que la propia gente que sufre dolor relata como el día en que se encuentran más nerviosos o estresados su dolor aumenta, y por el contrario, en los días en que están más tranquilos padecen menos dolor. "Por tanto -afirmó-, hay muchos fenómenos de la vida cotidiana que demuestran que aparte de los mecanismos fisiológicos hay todo un proceso psicológico y social que incide en la percepción del dolor. De ahí que con técnicas psicológicas pùeda contrarestarse".
Los pensamientos ¿son nuestros grandes amigos o enemigos? Ese fue otro de los apartados de su charla, en la que afirmó que "hay muchas investigaciones que lo demuestran. Existe un tipo de pensamientos que se denominan catastróficos del tipo `este dolor no se acabará nunca´, `no puedo seguir así´, `no lo soporto más´. Muchos estudios han evaluado estos pensamientos a través de cuestionarios y han observado que los pacientes que piensan más en esta línea son los que sienten más dolor".
¿En qué puede ayudar la psicología a los pacientes que sufren dolor?, se preguntó después. "Normalmente el dolor aumenta las emociones negativas -dijo-, y estas a su vez el dolor. Así que se trata de controlar nuestras emociones, al reducir las emociones negativas, podemos disminuir el dolor. Normalmente las terapias que se utilizan, son terapias que se denominan paquete porque contienen varias técnicas. Esas técnicas nos enseñan a entender como las emociones y pensamientos afectan a nuestro dolor, acorralar los pensamientos negativos, relajarnos, organizar nuestro tiempo, mejorar las relaciones con los demás y conocer cuáles son nuestros verdaderos valores vitales" .
Son técnicas, según dijo la psicóloga, que se han demostrado eficaces en muchas invetigaciones para tratar esasas emociones negativas".

"De la tristeza y del sentimiento de inutilidad", este es otro articulo que con motivo de la conferencia de Jenny Moix ha publicado también el farodevigo.es y que por su utilidad para la afrontación de nuestra problemática os reproduzco a continuación;

El dolor no anda solo sino que, en muchas ocasiones, va cogido de la mano de la tristeza, del sentimiento de inutilidad, de la pérdida de ilusiones, de la incomprensión... y todas estas emociones, a su vez, aumentan nuestro dolor. Esa es una idea básica de la charla que ayer dio Jenny Moix, que fue exponiendo el proceso que sigue en las terapias. "Las barreras en el camino" fue el primer tema del que habló, refiriéndose a la necesidad de que el paciente identifique los obstáculos psicológicos que le impiden el cambio en sus percepciones. "Si se sigue haciendo lo que siempre se ha hecho -comentó-, no se llegará más lejos de donde siempre se ha llegado". Y habló de lo que llamó "el jardín de nuestros valores". "El dolor -dijo- supone muchas veces renunciar a actividades que nos satisfacían o incluso dejar de trabajar; es como si nos impusiera parar el curso en el que iba transcurriendo nuestra vida. En esta parada mucha gente s siente perdida y lo que hay que aprender es a selccionar las plantas principales del jardín (valores) y renunciar a los innecesarios". Otra terapia tiene que ver con el tiempo, ya que quienes tienen dolor crónico necesitan más para cualquier actividad. "Esta falta de horas -afirmó- lleva a muchos a eliminar de la agenda las actividades placenteras y, el día que sienten menos dolor, cumplir con todas las obligaciones atrasadas. Nosotros les enseñamos técnicas para organizar mejor el tiempo y eliminar actividades que son producto de nuestra autoexigencia, delegar tareas, hacer pequeñas pausas...". El puente que nos separa de los demás. He ahí el nombre de otra etapa. "Que la gente no suela comprender su constante dolor -dijo- es un dolor añadido y por ello es necesario enseñarles caminos para acabar con el aislamiento, pero acercándose ellos a los demás y no esperando lo contrario".
  • Otros articulos relacionados con Jenny Moix y Dolor crónico;
Cara a cara con tu dolor. Técnicas y estrategias para reducir el dolor crónico

Fármacos antidepresivos y riesgo de suicicio

La sombra del suicidio planea sobre el tratamiento de la depresión pediátrica
La terapia de la depresión en niños y adolescentes con los fármacos de última generación ha sido cuestionada desde hace algunos años por el posible riesgo autodestructivo. Sin embargo, los psiquiatras creen que hay que espantar al fantasma del miedo y llevar a cabo una vigilancia más exhaustiva

Edición |Fibromialgia.nom.es 18-02-2008
Fuente |MARÍA SÁNCHEZ-MONGE


Todos los antidepresivos de la clase de los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de la Serotonina (ISRS), 11 antiepilépticos, un fármaco para la obesidad y el tabaquismo y otro para dejar de fumar engrosan la lista de medicamentos que están bajo estricta vigilancia de las autoridades sanitarias por el posible riesgo de que su uso provoque ideas e intentos de suicidio. Aunque este peligro fue observado en un primer momento en productos destinados a tratar trastornos mentales, todo parece indicar que la alerta se extenderá muy pronto a moléculas farmacológicas para enfermedades muy diversas como, por ejemplo, la incontinencia urinaria.

La agencia estadounidense del medicamento (FDA, sus siglas en inglés) ha encomendado a los laboratorios farmacéuticos que vigilen en los ensayos clínicos de nuevos compuestos las conductas autodestructivas. De esta forma se podrá disponer de mejores herramientas para determinar el verdadero alcance del peligro y evitar alarmas innecesarias. Hasta hace poco tiempo, los estudios sólo evaluaban los efectos adversos relacionados, entre otros, con el riesgo cardiovascular o con el daño hepático. Los problemas psiquiátricos apenas han sido objeto de análisis, a pesar de que se sabe que incluso cambios muy pequeños en la química de nuestro cerebro pueden tener importantes efectos sobre el comportamiento.

Por otro lado, puesto que la principal preocupación se ha centrado en la administración de antidepresivos a niños y jóvenes, los expertos consideran que resultaría de gran utilidad que se llevasen a cabo más estudios específicos en estos grupos de población.

El año 2003 marcó un punto de inflexión en la consideración del riesgo de suicidio asociado al consumo de determinados fármacos. Las alertas lanzadas por las agencias del medicamento de EEUU y Europa pusieron en guardia a los profesionales sanitarios y a los padres de niños y adolescentes con depresión. La revisión de los ensayos clínicos realizados con medicamentos de última generación (los denominados Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina o ISRS) reveló que los chavales que habían consumido estos productos tenían una probabilidad dos veces superior de tener pensamientos o comportamientos suicidas.

En los años siguientes se redujo la prescripción de medicamentos para la depresión en menores y se inició un intenso debate entre quienes sostenían que era necesario un replanteamiento de la terapia en los pacientes más jóvenes y los expertos que aseguraban que se había exagerado el riesgo de autolesiones y alarmado en exceso a la población.

En los últimos meses, el asunto se ha complicado un poco más con la incorporación de nuevos 'sospechosos': Acomplia (cuyo principio activo es el rimonabant y actúa frente a la obesidad y el tabaquismo) y Chantix (vareniclina, empleado también para dejar de fumar). Ambos medicamentos han sido relacionados con un mayor riesgo de depresión y suicidio y el primero fue rechazado por la agencia estadounidense del medicamento (FDA), aunque ha recibido el visto bueno de su homóloga europea, la EMEA. Además, a finales del año pasado las autoridades estadounidenses ampliaron las advertencias sobre antidepresivos al grupo de población que va desde los 18 a los 24 años.

Finalmente, a principios de febrero del año actual las autoridades del otro lado del charco dieron a conocer los resultados de un nuevo análisis de ensayos clínicos, esta vez referido al tratamiento con antiepilépticos. Nuevamente se observó un ligero aumento de las tendencias autolesivas en los pacientes que recibieron uno de los 11 productos de esta clase que fueron estudiados en comparación con los enfermos tratados con un placebo (sustancia inactiva).

ANTIEPILÉPTICOS

Los organismos reguladores están teniendo mucho cuidado de emplear los términos adecuados para advertir a la población y en ningún momento han indicado que el peligro sea alto. Sin embargo, la palabra suicidio aparece cada vez en más contextos. ¿Cuál será el próximo medicamento asociado a fallecimientos autoinfligidos? A tenor de las intenciones manifestadas por la FDA, todo apunta a que el debate se extenderá a las moléculas farmacológicas destinadas a tratar enfermedades de muy diversa índole como, por ejemplo, la incontinencia urinaria. La agencia ha encomendado a los laboratorios que vigilen las posibles conductas suicidas de los pacientes que participan en los ensayos clínicos.

Esta decisión se fundamenta en que el riesgo de efectos adversos psiquiátricos no ha recibido toda la atención que merecía. Además, es sabido que los pequeños cambios que producen determinados fármacos en la química de nuestro organismo pueden tener importantes repercusiones en el comportamiento.

Por lo tanto, la advertencia más contundente de las autoridades de ambos lados del océano Atlántico, que es la que se refiere a los antidepresivos, parece tener sólidas bases. Sin embargo, no existe consenso al respecto entre la comunidad científica. Es cierto que durante las primeras semanas de tratamiento se registraron más pensamientos autodestructivos en niños y jóvenes que tomaron fármacos del tipo de los ISRS, pero, tal y como señala María Jesús Mardomingo, jefa de la Sección de Psiquiatría y Psicología Infantil del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, en los ensayos clínicos que fueron revisados "no se registró ningún suicidio". Por otro lado, "la metodología de esos trabajos no iba encaminada a estudiar este aspecto", recalca la experta.

Celso Arango, jefe de la Unidad de Adolescentes del mismo hospital y vicesecretario de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, añade que el peligro «ya se había visto en adultos desde el punto de vista clínico». De hecho, una de las primeras cosas que aprenden los médicos en formación es que la administración de productos contra la depresión puede producir, en un primer momento, una activación y agitación que se manifiesta antes de que mejore su estado de ánimo, lo que les puede llevar a poner en práctica ideas de suicidio preexistentes.

INEFICACIA

Pero el especialista añade una importante puntualización en el caso de la población infantil: "En adultos se ha demostrado la eficacia de estos fármacos, pero no en niños". Por eso, aunque no está "muy preocupado por el riesgo de suicidio" debido a estas terapias, subraya que no se puede tolerar el más mínimo riesgo si no se ha demostrado su utilidad. Muchos expertos sospechan que esta constatación sólo ha sido posible con la fluoxetina (Prozac) por problemas de diseño o por el tipo de población seleccionada para el resto de los ensayos clínicos.

José Ángel Alda, jefe de Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, apunta otra posible explicación: "El efecto placebo es muy alto en los niños". Esto quiere decir que el mero hecho de administrarles una sustancia, aunque no tenga efectos farmacológicos, tiene resultados positivos.

Este médico tampoco cree que haya que alarmarse por las ideaciones suicidas relacionadas con la administración de ISRS a pacientes pediátricos. Sin embargo, al igual que otros psiquiatras, opina que los mensajes de alerta han modificado la prescripción. "En ocasiones hemos sentido que estábamos tela de juicio", afirma. "Algunos padres nos preguntaban qué estábamos dando a los niños". En cualquier caso, considera que pueden extraerse aspectos positivos, como que probablemente servirá para que se realicen más estudios en población infanto-juvenil, en la que tradicionalmente no se han llevado a cabo demasiados ensayos con fármacos.

La experiencia de los psiquiatras, que están alarmados por la tasa de ideas e intentos de suicidio en los más pequeños pero no tanto por los efectos de los ISRS (en determinados pacientes incluso resultan indispensables), da una idea del alcance real del problema en cuestión. Otra fuente de esclarecimiento pueden ser los estudios observacionales. Los análisis de la FDA y la EMEA mostraron un incremento de las ideaciones suicidas que llevó a la inclusión de advertencias para limitar la prescripción. Si se analiza la progresión tanto de las recetas como de los suicidios desde que saltó la alerta podrá determinarse si las autoridades sanitarias tomaron la decisión correcta o si se embarcaron en una vorágine de alarma injustificada.

A finales del año pasado se publicó un estudio en 'The' 'American Journal of Psychiatry' que detectaba un aumento significativo del número de muertes autoinfligidas entre 2003 y 2004 en EEUU y hasta 2005 en Holanda. Dado que durante esos años se redujeron drásticamente las prescripciones de antidepresivos a los pacientes menores de edad, los autores del trabajo concluyen que las advertencias de la FDA y la EMEA han tenido el efecto contrario al buscado. No obstante, si al análisis de la FDA podía achacársele la escasez de jóvenes y niños que participaron en los ensayos clínicos para poder evaluar con rigor un evento relativamente poco frecuente como es el suicidio, esta investigación presenta las limitaciones de los trabajos de observación: es imposible establecer una relación causal porque no se puede descartar que hayan influido otras variables en el resultado final.

Un estudio publicado esta semana en el 'British Medical Journal' proporciona datos más actualizados sobre la relación entre la disminución de recetas de ISRS y el número de tentativas o fallecimientos consumados en el Reino Unido. En este caso, los investigadores no hallaron ninguna asociación entre ambos factores. Además, el autor de un comentario que acompaña al análisis recalca que los datos más recientes de EEUU "sugieren que el número de muertes por suicidio ha vuelto a disminuir entre 2004 y 2005".

TERAPIA HABITUAL

Mientras las cifras de los estudios muestran resultados que no siempre son concluyentes, los psiquiatras que atienden a niños y a adolescentes intentan extraer la mejor enseñanza: el tratamiento con antidepresivos en niños requiere un seguimiento muy estrecho, sobre todo en las fases iniciales. Esto también puede aplicarse a la terapia con otras moléculas en entredicho, como los antiepilépticos. A este respecto, Antonio Gil-Nagel, especialista en epilepsia y miembro del Grupo de Estudio de los Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología, señala que el riesgo de suicidio también era conocido en este terreno, debido a que se trata de "una enfermedad crónica que quita autonomía", pero también a posibles cambios bioquímicos inducidos por los fármacos. Por eso, cree que la advertencia de las autoridades regulatorias no va a modificar mucho los actuales tratamientos. De todas formas, considera que el nuevo informe de la FDA es positivo: "Nunca está de más insistir en que es necesario vigilar más a los enfermos".

Fármacos para menores

En los menores de ocho años no está indicado el tratamiento con antidepresivos. A partir de esta edad, en las depresiones leves se aplica terapia psicológica.

Cuando la patología se presenta en sus formas moderadas y graves, se administra en primer término psicoterapia y se añade un antidepresivo. En la Unión Europea, el único medicamento aprobado para el tratamiento de la depresión en niños es la fluoxetina (Prozac).

Con los datos actuales, el beneficio de tratar la depresión moderada y grave con antidepresivos es superior al riesgo de no dar fármacos. Es muy posible que, por esta razón, las alertas no hayan llevado a una disminución de la prescripción en este grupo concreto de pacientes con síntomas más acusados.

Se deben vigilar y controlar los posibles efectos adversos de la medicación, con un contacto semanal con el paciente, que puede ser telefónico, durante las primeras semanas.
Los epidemiólogos ven con preocupación el aumento de ideas autodestructivas en niños

La ideación suicida es un concepto bastante escurridizo. Según indica Jerónimo Sáiz, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, "no está demostrado que aumente el riesgo de suicidio". En cambio, sí se ha constatado empíricamente que el uso de antidepresivos disminuye la probabilidad de muerte autoinfligida. La incidencia de intentos autodestructivos y de muertes consumadas en nuestro país fue, precisamente, uno de los temas debatidos en las Jornadas de Avances en Psiquiatría que se celebraron esta semana en la capital. En este encuentro se puso de manifiesto que España se sitúa, junto a otros países del área mediterránea, entre las naciones con una menor tasa de fallecimientos por esta causa.

Jordi Alonso, coordinador de la Unidad de Investigación en Servicios Sanitarios del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona, señala que la tasa nacional es de 8,2 suicidios por 100.00 habitantes al año, casi la mitad de la contabilizada en el conjunto del planeta (16). Esto se acompaña de una menor incidencia de ideas e intentos, tal y como consta en un estudio dirigido por este experto y publicado en 'Medicina Clínica' el año pasado.

Alonso aclara que esta menor prevalencia podría obedecer a motivos sociales y culturales de ocultación pero, a su vez, estos mismos condicionantes serían los responsables de que los españoles se planteen, en menor medida que los habitantes de otras culturas, quitarse la vida. Por ejemplo, el soporte que proporciona la cohesión familiar y social y las creencias religiosas que llevan a pensar que los individuos no disponen de su propia vida pueden actuar como potentes elementos disuasores.

El epidemiólogo advierte que no todo son parabienes en la población española. "Nos preocupan especialmente los jóvenes". Entre los 18 y los 35 años se ha detectado una mayor frecuencia de las ideas de autodestrucción respecto a las generaciones que les preceden. Por eso, a Jordi Alonso le parece "tanto o más preocupante el gran vacío de atención sanitaria a trastornos mentales crónicos y agudos, como las ideas suicidas" que los riesgos asociados a la prescripción de antidepresivos en niños y adolescentes. Se calcula que, anualmente sólo la mitad de los españoles con depresión ha acudido al médico por este motivo. Entre los de edades más reducidas se ha observado que tienden a utilizar menos los servicios de salud mental. Por otro lado, se ha estimado que aproximadamente el 33% de quienes han tenido ideas suicidas va a planear o incluso intentar quitarse la vida.

En lo que se refiere a la población más joven, el psiquiatra Celso Arango asevera que "la ideación suicida es muy frecuente en niños y adolescentes". Sin embargo, es una medida de riesgo poco específica: "Todos los que se matan han pensado antes en hacerlo, pero la inmensa mayoría de los que se lo han planteado finalmente no se suicida".

José Ángel Alda aporta cifras considerablemente elevadas procedentes de su hospital. Entre 2002 y 2006 el 14% de los motivos de consulta en las urgencias de adolescentes atendidas por el Sant Joan de Déu se debieron a intentos de autolisis. Por eso, aunque no existen datos nacionales, la sensación de este especialista es que "las tasas de suicidio y de ideación han ido incrementándose a lo largo de los últimos 20 o 30 años en los adolescentes".

Las cifras globales en todo el mundo y para todas las edades muestran que los trastornos mentales están detrás de más del 90% de las muertes provocadas por el propio individuo. Son muchas más las mujeres que lo intentan, pero fallece un mayor número de hombres porque los métodos que emplean son mucho más eficaces.

Mediadores de la depresión en los pacientes con fibromialgia

Edición | Fibromialgia.nom.es 14-02-2008
Fuente | Editora médica digital

La impotencia media la relación entre dolor y síntomas depresivos en los pacientes con fibromialgia, y tiene una influencia única más allá de las contribuciones del desempleo, el dolor y el deterioro funcional.

Además del dolor y el deterioro físico asociado a la fibromialgia, muchos pacientes con este síndrome presentan serios trastornos del humor. Entre el 50% y el 70% de los pacientes con fibromialgia informan haber tenido depresión en algún momento de su vida. La alta prevalencia de depresión contribuye a la mala calidad de vida y la fatiga informada por muchos enfermos de fibromialgia. El Dr. Rand Palomino y sus colegas de Helix Clinical Research de La Mesa, California, decidieron evaluar el papel de la pérdida de aptitudes físicas (PAF) y la sensación de impotencia como mediadores del impacto del dolor y la discapacidad sobre la depresión de los pacientes con fibromialgia. Se utilizó un primer modelo para determinar si la PAF, aplicada como interferencia en las actividades cotidianas, media la relación entre discapacidad y depresión. En el segundo modelo se evaluaron los mecanismos por los cuales el dolor se vincula con la depresión de estos pacientes.

Métodos

La investigación incluyó a 80 pacientes con fibromialgia (76 mujeres), con una edad promedio de 52,5 años y una duración promedio de la enfermedad de 13,8 años. Ninguno de los participantes tenía trastornos reumatológicos ni problemas psiquiátricos serios tales como psicosis, trastorno bipolar u otros. El 55% de los pacientes utilizaba analgésicos, el 60% antidepresivos y el 33% medicamentos para dormir. Se utilizó el cuestionario SF-36 para evaluar la discapacidad física de los participantes. Para evaluar el dolor se generó un índice combinado que incluyó el Índice de Calificación del Dolor del Cuestionario McGill, la subescala de dolor del Cuestionario de Impacto de la Fibromialgia, y los criterios de puntos sensibles definidos por el American College of Rheumatology. La impotencia vinculada específicamente a la fibromialgia se evaluó con la subescala correspondiente del Índice de Actitudes en Reumatología, y la PAF se midió con la subescala de interferencia del Inventario Multidimensional de dolor de West Haven-Yale. Para evaluar la depresión se utilizó el informe de los propios pacientes en la escala CES-D y la evaluación objetiva con la escala Hamilton de Depresión. Para evaluar las hipótesis de cada modelo se aplicó regresión múltiple jerárquica.

Resultados

Con un puntaje medio de 24,35 en la escala CES-D, el 61% de los participantes presentaron depresión clínicamente significativa. Los puntajes medios de dolor fueron similares a los de otros estudios sobre fibromialgia. Los puntajes de los mediadores analizados también fueron similares a los de otros estudios (16,36±4,01 para la impotencia y 4,16±1,26 para la interferencia. La discapacidad funcional (40,03±22,24 puntos en el cuestionario SF-36) fue levemente inferior a la informada por otros autores. El Modelo 1 evaluó si la PAF mediar la relación entre discapacidad y depresión. En la primera regresión, la discapacidad explicó el 17% de la varianza de PAF y el 4% de la varianza de depresión luego de ajustar los datos por variables demográficas. En el paso siguiente se introdujo al modelo la interferencia, controlando el efecto directo de la discapacidad física. Sólo la PAF se relacionó significativamente con los síntomas depresivos, explicando el 7% de su varianza. El modelo global explicó el 32% de la varianza en los puntajes de depresión. La prueba de Sobel indicó que la PAF explicaba la influencia de la discapacidad física sobre la depresión. En el Modelo 2 se examinó si la impotencia relacionada específicamente a la fibromialgia y la PAF median los efectos del dolor sobre la depresión. El dolor explicó el 14% de la varianza de impotencia y el 12% de la varianza de PAF. Luego de excluir los efectos de las variables demográficas y la discapacidad, el dolor explicó por sí solo un 6% de la varianza de depresión. Cuando se incorporaron al modelo las variables de mediación, sólo la impotencia se relacionó con los síntomas depresivos, explicando el 6% de la varianza de depresión. El modelo global explicó el 41% de la varianza en los síntomas depresivos. La PAF no guardó relación independiente con la depresión cuando compitió con la impotencia, a pesar de que existía una alta correlación entre PAF e impotencia y que la PAF correlacionaba significativamente con la depresión. La prueba de Sobel indicó que la impotencia explicaba la relación entre dolor y depresión.

Discusión

Dado que los pacientes con fibromialgia experimentan una discapacidad funcional significativa, señalan los expertos, el primer modelo de este estudio evaluó la relación entre discapacidad y síntomas depresivos. La PAF en áreas clave de la vida, como las tareas hogareñas, el trabajo o las relaciones familiares y sociales significativas, contribuyó más a la predicción de la depresión que la pérdida de funciones físicas básicas. De hecho, la discapacidad física no se asoció con la depresión luego de ajustar los datos por la contribución de la PAF percibida por el paciente. Esto demuestra que las limitaciones de funcionalidad física no producen en forma directa trastornos del humor en los pacientes con fibromialgia, si no que esa relación depende de la pérdida de funcionalidad en aspectos valorados por el enfermo desde lo cultural y lo personal. En el segundo modelo se evaluaron simultáneamente el papel de la impotencia y la PAF sobre la relación entre dolor y depresión. Cuando se ingresaron ambos parámetros en la regresión, la impotencia medió completamente la relación entre dolor y síntomas depresivos, y demostró una influencia única más allá de las contribuciones del desempleo, el dolor y el deterioro funcional. Aunque la pérdida de funciones físicas clave fue un predictor positivo significativo de depresión y un mediador de la relación entre discapacidad y depresión, la PAF no constituyó una contribución única a la predicción de los síntomas depresivos cuando compitió con la impotencia en la regresión. La impotencia, concluyen los expertos, parece ser un factor especialmente crítico para explicar los síntomas depresivos de los pacientes con fibromialgia.
Palomino RA, Nicassio PM, Greenberg MA, Medina EP. Helplessness and loss as mediators between pain and depressive symptoms in fibromyalgia. Pain 129:185-194, 2007

El humor contra el dolor

Edición | fibromialgia.nom.es 14-02-2008
Fuente | Editora médica digital

No caben dudas de que el dolor es sinónimo de sufrimiento. Así se trate de un dolor físico o espiritual, siempre el dolor implica un sentimiento de pesar, padecimiento y congoja. El humor, por su parte, es un concepto que parece estar en sus antípodas. Se trata de un estado de ánimo alegre, entusiasta, siempre asociado con una sonrisa, bastante diferente, por cierto, a las muecas de dolor.

Sin embargo, es posible que estos sentimientos o estados de ánimo tan opuestos puedan conjugarse logrando resultados beneficiosos para un determinado individuo. A esta conclusión arribaron investigadores que llevaron a cabo diversas experiencias, que fueron publicadas en varios medios científicos.

Caricaturas y punciones venosas

La revista Archives of Disease in Childhood publicó recientemente un estudio donde se demostró que hacer que los niños vieran dibujos animados por televisión mientras que se les practicaba una venopuntura (punción venosa con fines de diagnóstico o de tratamiento) era más efectivo, como medida analgésica, que si sólo se contaba con la palabra de aliento sus madres. Este hallazgo provino de un estudio practicado sobre 69 niños, con edades entre los 7 y 12 años, que habían requerido este procedimiento habitual, que puede ser doloroso. Al comparar lo que ocurría cuando no se empleaba ningún modo de distracción, la distracción habitual o la visión de dibujos animados por televisión, sólo este último procedimiento fue el que resultó más favorable en los puntajes de dolor percibido y relatado por los niños que participaron.

Videos humorísticos como analgésicos

La otra experiencia se trató de un estudio piloto financiado por la Comedy Central, de los EE.UU., del que tomaron parte 10 voluntarios sanos, con edades entre 7 y 16 años. Los niños debieron introducir sus manos en agua caliente hasta un tiempo máximo de tolerancia (3 minutos, como máximo) bajo 3 circunstancias diferentes: antes, durante y después de ver videos humorísticos. Aunque el puntaje de intensidad del dolor no se modificó en ninguna de las 3 circunstancias, la tolerancia a los mismos aumentó de manera significativa cuando la prueba se realizaba durante la observación del video elegido.

Se trata de experiencias efectuadas en niños, el número de participantes puede haber sido limitado y aún quedan pendientes nuevas experiencias en este sentido, antes de extraer conclusiones firmes. Sin embargo, demuestran que si es factible introducir el humor siempre que sea necesario realizar estudios o tratamientos dolorosos o incluso en presencia de afecciones que cursan con dolor, se pueden obtener resultados favorables en varios ámbitos: conducir terapias efectivas, llegar a precisiones diagnósticas importantes, aliviar el sufrimiento y propender al alivio o curación de trastornos orgánicos y funcionales.

Diversos grupos a lo largo del mundo han tomado esta iniciativa, en la cual el arte y la medicina se dan la mano en procura del alivio del dolor.


Suicidio y dolor crónico

Edición | fibromialgia.nom.es 14-02-2008
Fuente | Editora médica digital

En pacientes con dolor crónico, el tipo de estrategia de afrontamiento se asocia con las ideas suicidas, independiente de la gravedad del dolor y los síntomas depresivos

La catastrofización se asocia con ideas suicidas en los pacientes con dolor crónico, según un estudio realizado en la Johns Hopkins University School of Medicine de Baltimore. Es sabido que el dolor crónico se asocia con diversos efectos negativos en los enfermos, incluyendo un riesgo sustancialmente mayor de suicidio. Aunque se han identificado varios factores de riesgo general para las ideas y comportamientos suicidas, pocos estudios han evaluado los factores relacionados al dolor que influyen sobre el riesgo de suicidio. El Dr. R.R. Edwards y sus colegas evaluaron las diferencias individuales en el uso de estrategias de afrontamiento y en la catastrofización relacionada al dolor como correlatos de las ideas suicidas en pacientes con dolor crónico. Se solicitó a 1512 pacientes que solicitaron tratamiento por dolor crónico que completaran una serie de cuestionarios sobre dolor, afrontamiento y funcionalidad psicológica. En los cuestionarios escritos cerca del 32% de los participantes informaron alguna forma de idea suicida reciente. Los predictores más consistentes de la presencia y el grado de idea suicida fueron la magnitud de los síntomas depresivos y el grado de catastrofización relacionada al dolor (una estrategia emotivo-cognitiva de afrontamiento inadecuada). Variables demográficas y otras variables relacionadas al dolor, tales como la gravedad y la duración, no fueron predictores sólidos de ideas suicidas en estos pacientes. Estos hallazgos, destacan los expertos, son los primeros en sugerir una asociación única (independiente de la gravedad del dolor y los síntomas depresivos) entre las estrategias de afrontamiento y las ideas suicidas en el contexto del dolor crónico. Una mayor investigación en este campo, incluyendo el agregado de material sobre prevención del suicidio a los programas de entrenamiento en estrategias de afrontamiento, podría beneficiar a un gran número de individuos que presentan un riesgo elevado de suicidio como consecuencia de padecer dolor crónico, concluyen los autores.
Pain 126(1-3):272-279, 2006




Fibromialgia y la sanidad pública

Entre los afectados de fibromialgia es clamor popular una debida asistencia sanitaria, años en diagnosticar la enfermedad, visitas a múltiples especialistas; son las múltiples quejas que el colectivo denuncia día tras día, esta situación no es debida a padecer nuestra enfermedad sino a las condiciones laborales y burocráticas de los profesionales de la salud. En el siguiente articulo la Dra. Carme Valls, Presidenta del Centro de Análisis y Programas Sanitarios, hace un recorrido a lo largo de esta problemática haciendo hincapié en el particular via crucis que sufren los enfermos de dolor crónico. Aunque en este articulo haga mención a la sanidad de la comunidad catalana puedes ser el reflejo de como funciona la sanidad en cualquiera de las comunidades autonómas.

Edición | Fibromialgia.nom.es 14-02-2008

....."La profesión médica, a caballo entre la vida profesional y la gran demanda asistencial, se siente presionada cada vez más y está sometida a condiciones de trabajo que provocan el estrés crónico, elemento contrario a la salud del sistema. Esta tensión ya viene de lejos, y todo el mundo esperaba que la --nunca acabada-- reforma de la atención primaria, especialmente en Barcelona, podría resolverla. Pero reducir los problemas y simplificarlos es el primer paso para no encontrar una solución. No son solo los horarios y el número de visitas los problemas que provocan la huelga de los profesionales de la sanidad pública, lo es también la insatisfacción creciente de unos profesionales que iniciaron sus carreras con la vocación de hacer de médicos y que ven cómo su capacidad profesional no puede ejercerse en buenas condiciones.

UN
RECIENTEestudio sobre la salud, estilos de vida y condiciones de trabajo de los médicos de Catalunya, patrocinado por la Fundación Galatea y realizado por especialistas de los Centros de Asistencia Primaria (CAP), los doctores Rolhfs, Arrizabalaga, Artazcoz, Borrell, Fuentes y Valls-Llobet, ha puesto de manifiesto lo siguiente: "Teniendo en cuenta simultáneamente el sexo, la edad, el número de dedicaciones, el sector de actividad, el tipo de centro laboral, el tipo de relación laboral y el número de horas de trabajo remunerado semanal, las variables que explican la insatisfacción laboral son: el puesto que se ocupa (más insatisfacción entre los profesionales de los CAP y de urgencias hospitalarias que en los de servicios médicos y quirúrgicos de hospitales); la relación contractual y el número total de horas trabajadas. Analizando cada uno de estos factores de riesgo por el estrés laboral hemos visto que el índice de contrato temporal entre las médicas está 10 puntos por encima del de mujeres ocupadas. Entre los médicos, el índice de contrato temporal es tres veces mayor que el de varones ocupados del mismo nivel profesional.
El estudio citado constata que los profesionales de la medicina son los que más horas trabajan en Catalunya. La media semanal de horas trabajadas es claramente superior entre médicos (52,2 horas por semana) y médicas (45,6 horas por semana) que entre la población ocupada y 10 puntos por encima de la del mismo nivel profesional. Este número de horas trabajadas está asociado con trastornos crónicos (como son la hipertensión, diabetes, enfermedad cardiovascular y dolor). Los resultados de las dimensiones psicosociales del estudio muestran que la participación en las decisiones en su unidad de los profesionales, principalmente en los CAP, presenta un nivel desfavorable y que el control sobre el trabajo y la participación en las decisiones son menores entre las médicas, tanto en asistencia primaria como en los hospitales.
Desde el punto de vista de prevención de riesgos para la salud de los profesionales, no se puede estar de acuerdo en reducir el problema a cómo puede pagarse una hora más de dedicación, porque la profesión médica, especialmente dentro de la atención primaria, ya es un colectivo laboral al límite de sus posibilidades. Por lo tanto, debería atenderse la solicitud de análisis de carga laboral, ya que no todos los pacientes ni todas las poblaciones atendidas generan el mismo tipo de demandas ni el mismo tiempo necesario por visita. También, que mejore la capacidad de autogestión y la democratización interna de los centros sanitarios.

La solución no es que una hora más o una visita más se paguen aparte, sino la eliminación de la burocracia, la creación de equipos profesionales consolidados, devolver la capacidad resolutiva a la asistencia primaria para que pueda atender de verdad y no solo derivar pacientes que van dando tumbos por el sistema sanitario. Tumbos que, en el caso de la atención al dolor crónico, de predominio entre las mujeres, disminuyen la eficiencia del sistema y encarecen los costes del tratamiento.
También se reduciría el estrés crónico de los profesionales si pudiesen hacer realidad la participación en las decisiones que afectan a sus condiciones laborales, en cómo prestan la asistencia. Y también cómo participan, a nivel local, en las labores de promoción de la salud de la comunidad y en la coordinación de las políticas públicas sociosanitarias que afecten a población de riesgo o a los ancianos, en colaboración con las entidades de cada municipio. El riesgo principal de la sanidad catalana es la progresiva pérdida de dignidad de las condiciones de trabajo. La prevención de este riesgo es el cambio de las condiciones de trabajo y el retorno a la capacidad de decisión y autogestión de los profesionales de los centros.

El trastorno de estrés postraumático aumenta la probabilidad de tener problemas de salud a largo plazo

Los desencadenantes de la enfermedad de fibromialgia se consideran entre otros el stress mantenido en el tiempo, victimas de violencia de género, de abusos sexuales en la infancia o mobbing en el ámbito laboral pueden desencadenar esta enfermedad multifactorial:La siguiente noticia refleja como no sólo puede influir a nivel psiciológico sino tambien desencadenar graves alteraciones en el equilibrio de la salud a quien está sometido a estas situaciones.

Edición | Fibromialgia.nom.es 14-02-2008
Fuente | EUROPA PRESS

El trastorno de estrés postraumático aumenta la probabilidad de tener problemas de salud a largo plazo, según sugiere un estudio del 'Geisinger Health System' en Danville (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of Nervous and Mental Disease'.

Los investigadores muestran en su trabajo que los veteranos del ejército que sufren un trastorno de estrés postraumático (TEPT) son a largo plazo tan propensos a padecer problemas de salud como las personas que poseen otros factores de riesgo de enfermedades crónicas.

Según explica Joseph Boscarino, director del estudio, "la exposición a un trauma no tiene sólo efectos psicológicos sino que también hace mella en el estado de salud de la persona y en sus funciones biológicas. El TEPT es un factor de riesgo de las enfermedades que los médicos deberían situar en sus radares de detección".

Los investigadores examinaron a 4.462 hombres de la época de Vietnam 30 años después de su servicio militar y descubrieron que el hecho de padecer TEPT era tan buen indicador del estado de salud a largo plazo de la persona como de los niveles elevados de glóbulos blancos. Un número elevado de glóbulos blancos pude indicar una infección importante o un trastorno grave de la sangre como la leucemia.

El estudio también descubrió que los veteranos que tenían una tasa de sedimentación de eritrocitos elevada, algo que indica inflamación, estaban también bajo mayores riesgos para su salud. Se encontró además un descubrimiento similar en lo que se refería a los problemas neuroendocrinos graves.

Según señala Boscarino, casi cualquier persona que sufra un episodio traumático puede experimentar TEPT, ya sean víctimas de un accidente o de un desastre natural también estarían predispuestos a los factores de riesgo biológicos asociados con el trastorno.

El investigador señala que aunque la terapia no tiene que ser necesariamente larga, debería administrarse poco después de que la persona experimente el episodio traumático. La terapia en las fases iniciales podría ser crítica para evitar la depresión, el TEPT y los problemas asociados al abuso de sustancias que sigue al trauma.

"A medida que continúa el conflicto de Oriente Medio, estamos observando una nueva ola de miembros del ejército que tienen estrés postraumático. Si no les ofrecemos ayuda antes, nuestra investigación muestra que podrían experimentar más problemas graves de salud más adelante", concluye Boscarino, un veterano de la guerra de Vietnam.

Hallado el porqué del dolor y agotamiento muscular tras ejercicio extremo

El ejercicio extremo reduce el funcionamiento de un canal de calcio intracelular responsable de la contracción muscular

Edición | Fibromialgia.nom.es 13-02-2008

Investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York (Estados Unidos) han descubierto un mecanismo molecular que podría explicar el dolor y agotamiento muscular que se siente tras realizar un ejercicio extremo. Su trabajo se publica esta semana en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Según los investigadores, los canales de calcio que permiten "escapes" son la causa más probable del daño y agotamiento muscular que se sufre después de practicar un ejercicio extremo como por ejemplo una carrera ciclista de larga distancia.

Los científicos, dirigidos por Andrew Bellinger, informan de que el ejercicio extremo reduce el funcionamiento de un canal de calcio intracelular llamado RyR1, que es el principal responsable de las contracciones de los músculos.

Según los datos recogidos, el ejercicio prolongado debilita una molécula que suele mantener el canal de calcio cerrado, permitiendo que un extra de calcio inunde los músculos y active una enzima que digiere proteínas.

Los investigadores proporcionan pruebas en modelos experimentales que fueron sacrificados después de un programa de natación de tres semanas, y ciclistas humanos, que donaron tejido de una biopsia muscular.

En comparación con los controles, los investigadores descubrieron que el RyR1 de tejido muscular de modelos animales y humanos después del ejercicio mostraba signos similares de alteración y tendencias de fuga.

Los científicos también identificaron un fármaco que mantiene los canales de calcio cerrados, incrementando así el mantenimiento. Los autores informan que los animales del modelo experimental en el que se administró el derivado S107 de la benzotiapina, que aumenta la afinidad de RyR1 para la molécula que cierra el poro, mostraban una mayor resistencia en las cintas de correr que los controles.



Fibromialgia y fisioterapia

El siguiente articulo recoge el tratamiento que un enfermo de fibromialgia y que tipo de fisioterapia ha de recibir, un manual de ayuda al fisioterapeuta.
Articulo escrito por Maribel Rocha Ortiz y Elena Benito González de la Universidad Alfonso X el Sabio, Facultad de Ciencias de la Salud, en Villanueva de la Cañada

Edición | fibromialgia.nom.es 12-02-2008

Acceso a el documento; LA FIBROMIALGIA: FUNDAMENTOS Y TRATAMIENTO.
El acceso a el documento pdf dependerá de la conexión que tengas contratado con tu proveedor de internet.

El dolor crónico lleva a lesionar el cerebro.

fibromialgia cerebroConsecuencias del dolor crónico pueden ser la falta de atención, trastornos del sueño o la depresión; en el siguiente articulo se explica la investigación llevada a cabo y sus resultados , cada vez más la ciencia mediante la investigación está demostrando lo que un gran sector de enfermos de fibromialgia mantenemos; la depresión no es el origen de nuestra enfermedad sino una causa de la consecuencia de la fibromialgia.
Edición | Fibromialgia.nom.es 11-o2-2008

El dolor crónico "daña" el cerebro
El dolor crónico no sólo duele. También daña al cerebro humano, según confirmó un grupo de científicos, liderados por el argentino Dante Chialvo, de la Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern, en los Estados Unidos. Al lastimar el cerebro, es común que los que sufren dolores crónicos también padezcan depresión, trastornos en la atención, en la toma de decisiones o en el sueño.

El equipo de Chialvo halló evidencias que obligarán a los médicos a hacer un examen más integral de los pacientes con dolores crónicos. "Hasta ahora, los médicos preguntan si tienen o no dolor, y dejan el tema ahí. Pero deberán preocuparse ahora por una evaluación del estado del cerebro que puede haberse afectado", dijo el investigador argentino a Clarín. Chialvo estudió medicina en la Universidad Nacional de Rosario.

Se sabía que aun cuando una persona sana no hace nada, el cerebro igual sigue activo. Aunque funciona de un modo muy especial: en equilibrio. Cuando una parte del cerebro se activa más, otra parte se debe desactivar un poco para mantener ese equilibrio. El conjunto de partes que intervienen en ese equilibrio se denomina "red de estado de reposo cerebral", explicó Chialvo, que trabajo con otros tres investigadores. Es la que se encarga de "mantener" el cerebro.

En los casos de personas con dolor crónico, en cambio, el cerebro no está nunca en reposo, incluso cuando deciden mantener la mente en blanco, porque tienen el dolor, que es permanente. "Es como tener un dolor de muelas por diez años y sin nada que lo calme", ejemplificó.

El equipo de Chialvo se puso a averiguar si la red de estado de reposo cerebral era diferente en los pacientes con dolores crónicos. Diseñaron un experimento en el que participaron pacientes con dolor crónico de la cintura y voluntarios de la misma edad, del mismo sexo pero sin dolor. Todos tuvieron que seguir con atención una barra en la pantalla de la computadora que subía y bajaba de a ratos. Se monitoreó, a través de la resonancia magnética funcional, cuán bien lo hacían. Ambos grupos hicieron la tarea a la perfección, pero cuando estudiaron qué había pasado en el cerebro había diferencias.

"Verificamos que, en los pacientes sin dolor, la red estaba en equilibrio -contó-. Pero en los pacientes que sufrieron dolor por muchos años, encontramos que habían mucha menos zonas apagándose, indicando un desequilibrio global de la red".

Además, indicó el científico, observaron que había zonas localizadas en la parte frontal del cerebro que seguían trabajando cuando debían estar descansando. Precisamente, esas zonas del cerebro están involucradas en el procesamiento de emociones, la toma de decisiones y las propiedades cognitivas más elaboradas.

No es casual, entonces, que los pacientes con dolores crónicos sufran también de depresión y otros trastornos. "El resultado de nuestro estudio, que fue publicado en la revista Journal of Neuroscience del 6 de febrero, es la primera prueba objetiva de una relación entre el hecho de sufrir dolor y los trastornos muy frecuentes que se ven en estos pacientes como la alteración de la atención, el sueño o la depresión".

La forma en que estas alteraciones pueden haber ocurrido no se conocen aún. "Pero podría deberse a que el dolor permanente haga que las neuronas estén trabajando por más tiempo. Esto puede llevar a la muer te de las neuronas o a que se alteren sus conexiones con otras. De este modo, pudo haber cambiado la estructura de las redes".

Fibromialgia y vulvodinia

Entre muchos de los trastornos asociados que se sufren con la enfermedad existen los que se padecen a nivel sexual, entre ellos la vulvodinia y que podemos resumir como principal sintoma el dolor al tener relaciones sexuales,estar sentadas o manipular esta zona para cualquier fin como puede ser un exmane médico.
En el siguiente articulo se recogen este tipo de padecimientos;

Edición | Fibromialgia.nom.es 9-02-2008
Fuente | Por:Jane E. Brody para The New York Times News Service

Cuando una mujer se queja de dolor genital tan severo que vuelve las relaciones sexuales prácticamente imposibles, su pareja pudiera apresurarse a concluir que ella le tiene fobia al sexo. Pero, ¿qué pasa si esa misma mujer también experimenta un insoportable dolor cuando intenta ponerse un tampón, someterse a un examen pélvico, vestir unos pantalones vaqueros, andar en bicicleta o salir a correr? ¿Puede una fobia explicar todos esos problemas?

No es muy probable. De hecho, hay estudios que han demostrado que las fobias sexuales muy rara vez constituyen la explicación de una condición conocida como vulvodinia: incomodidad crónica de la vulva que puede resultar en ardor o dolor agudo cuando se ejerce presión en cualquier intensidad sobre los tejidos sensibilizados. Algunas mujeres comparan la sensación con echarle ácido a una herida abierta.

El problema puede prolongarse por meses, años o toda una vida. Peor aún, los médicos a menudo la diagnostican erróneamente o aplican un tratamiento inapropiado, si es que, para empezar, lo aplican.

Desde hace varias décadas ya, a las mujeres que padecen vulvodinia les han dicho que al parecer no hay nada mal con ellas - nada, esto es, que pueda discernir el facultativo que las examina- o que la condición pudiera ser real pero no hay nada que se pueda hacer.

Christin Veasley de Providence, en Rhode Island, dijo que la vulvodinia, que le diagnosticaron a la edad de 18 años durante su primer año en la universidad, ocasionaba que a ella le fuera imposible permanecer sentada durante el tiempo suficiente para terminar su examen semestral. Su médico le dijo que no existía alivio para su condición.

La paciente típica ve casi media docena de médicos antes de encontrar uno que reconozca que ella tiene un verdadero problema médico, incluso al tiempo que esta condición está cediendo cada vez más a una comprensión de sus causas y el desarrollo de tratamientos más efectivos.

A fin de contrarrestar el nihilismo que prevalece en el campo terapéutico, el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología de Estados Unidos y la Academia Estadounidense de Médicos Familiares enviaron información a 150 mil de sus integrantes en 2006, alertándolos con respecto al diagnóstico indicado de la vulvodinia y las mejores formas de tratarla.
MCT Direct

Un estudio reciente, financiado por los Institutos Nacionales de Salud y conducido por Bernard Harlow en la Universidad de Harvard, indicó que casi una de cada seis mujeres, esto es, 13 millones de mujeres estadounidenses, pudieran terminar padeciendo a causa de la vulvodinia durante su vida. Al igual que con Veasley, para 6% de las mujeres, los síntomas empiezan antes de los 25 años de edad y suelen confinarse a un dolor punzante en respuesta al contacto o presión en la abertura de la vagina.

Existe también un tipo de vulvodinia que es más generalizado. Phyllis Mate de Potomac, Maryland, la directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Vulvodinia (www.nva.org.), dijo en una entrevista que sus propios síntomas, los cuales habían sido tenues a lo largo de 15 años, "se dispararon" a los 40 años de edad.

"Quedé incapacitada, temerosa de caminar y confinada a una cama, tomando analgésicos", relató Mate. Nada más funcionaba para ella, ni antidepresivos ni anestésicos tópicos; una biopsia -lo cual ya no se hace para esta condición médica- reveló una infección que no era tratable, solamente inflamación indeterminada.

Nuevos hallazgos

El doctor William Ledger, catedrático emérito de gineco-obstetricia por la Facultad de Medicina Weill en la Universidad de Cornell y experto en vulvodinia, dijo: "Es claro que existen subdivisiones de esta condición; no hay un solo diagnóstico que se aplique a todas".

Luego de trabajar con Steven S. Witkin, Ledger ha encontrado dos factores de predisposición genética. En uno de ellos, las mujeres producen cantidades insuficientes de una sustancia que bloquea una respuesta inflamatoria. "Reciben una respuesta inflamatoria a una infección", explicó Ledger, "pero no desaparece".

Otra aberración genética da como resultado una producción inestable de una sustancia que suele responder a una invasión de candidiasis (o cándida vulvovaginitis) o bacterias, lo cual las pone en mayor riesgo de infecciones crónicas.
MCT Direct

Usando un instrumento dermatológico que revela dos capas de células debajo de la piel, dijo Ledger, "estamos viendo inflamación mucho más generalizada en estas pacientes de lo que percibe el ojo". Agregó que él había atendido con estrógeno o esteroides aplicados localmente a pacientes que presentaban inflamación vulvar; si bien se veían 80% mejor en la superficie, sus síntomas eran tan sólo 20% mejores, debido a que la inflamación permanecía debajo de la superficie.

Además de lo anterior, prosiguió Ledger, "existen profusa evidencia de que con la vulvodinia en general, las mujeres tienen más fibras nerviosas en la vulva y estén disparando más señales de dolor al cerebro". "Es algo similar a unafibromialgia vulvar. La mayoría de las pacientes con vulvodinia tiene glándulas muy suaves a la entrada de la vagina".

De hecho, varios estudios recientes han demostrado un aumento de diez veces en la densidad de terminaciones nerviosas en el área conocida como el vestíbulo vulvar. En algunos casos, al parecer las mujeres nacieron con una verdadera abundancia de terminaciones nerviosas. Pero, como informaron el doctor. Andrew T. Goldstein, ginecólogo de la Facultad de Medicina en la Universidad Johns Hopkins, y otros colegas en la Revista de Medicina Reproductiva, en 2006, el exceso de terminaciones nerviosas también pudiera ser causado debido a factores de crecimiento en los nervios tras una respuesta inflamatoria; o a raíz de cambios hormonales como los que son inducidos por anticonceptivos orales.

Tratamientos útiles

Veasley, actualmente esposa de 32 años de edad y es madre de dos pequeños, pasó siete años probando "una lista de tratamientos", que, destacó, "suministraron apenas alivio mínimo" a su padecimiento, conocido como vestibulitis vulvar. Poco después de haber contraído matrimonio, ella decidió intentar con una cirugía para remover la capa de tejido que contenía una abundancia excesiva de terminaciones nerviosas. Ella y su marido finalmente fueron capaces de tener relaciones sexuales, y su hija nació un año más tarde. Veasley destacó que, desde entonces, "prácticamente no he sentido dolor".
MCT Direct

Pero con lo exitoso que fue su tratamiento, Veasley, quien trabaja como directora ejecutiva adjunta de la asociación de vulvodinia, también sabe que la cirugía no es una opción para todas las mujeres. Con base en el informe de Goldstein, tiene mayor éxito en mujeres cuyo dolor se limita al vestíbulo vulvar y en quienes no padecen de disfunción muscular extrema de la baja pelvis. Asimismo, la cirugía es más efectiva mientras más pronto se lleve a cabo, en vez de dejarlo para después, una vez que ya aparecieron síntomas que inhiben el desarrollo de la vida.

Los síntomas de Mate respondieron a otro enfoque: dos tratamientos dirigidos a inhibir la activación del nervio pudendal, mismo que enerva a los músculos más bajos de la pelvis, aunado al uso regular de un fármaco anticonvulsivo. Dicha combinación, dijo, "me permite llevar una vida razonablemente normal", aunque tanto la presión como el calor, como ocurre cuando está sentada por largo tiempo o viste pantalones entallados, ocasionan que sus síntomas empeoren.

Por su parte, Ledger destacó que las pacientes con baja producción de bloqueadores inflamatorios a menudo reciben ayuda con fármacos inhibidores Cox-2, como Celebrex (aunque Vioxx, que ya no se comercializa, tenía mejor efecto).

Otras encuentran alivio con medicamentos usados para efectos distintos a los especificados en sus etiquetas, como bajas dosis de hidroxizona o gabapentin para reducir los impulsos nerviosos de la vulva al cerebro, elevadores del estado de ánimo en bajas dosis y el relajante muscular Flexoril.

Aunado a lo anterior, los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos lanzaron en fecha reciente una campaña enfocada a crear conciencia sobre la vulvodinia, en orwh.od.nih.gov/health/vulvodynia.html, la cual ofrece recursos e información. Asimismo, existe un documento profesional que es gratuito: "La Guía de la Vulvodinia", escrito por el Dra. Hope K. Haefner, de la Universidad de Michigan, y otros 13 expertos. Está disponible en la revista de Enfermedades del Tracto Genital Inferior en Internet: www.jlgtd.com, bajo la etiqueta de archivos, en la página 40 del ejemplar de enero de 2005.


En murcia se pide una unidad multidisciplinar para la fibromialgia

Esta es la realidad de lo que tenemos que vivir los enfermos de fibromialgia, a pesar de que el propio ministerio de sanidad ha reconocido en sus escritos que debemos ser asistidos por unidades multidisciplinares la carencia de estas a nivel español es real ya que tan sólo hay 3 unidades en todo el territorio español....no está nada mal 3 unidades para un 3% de la población enferma. No salen las cuentas.
Mientras las unidades que están en marcha están sobresaturadas no pudiendo atender bien a los pacientes ya diagnósticados ni pudiendo hacer en condiciones las primeras visitas por falta de medios. Se están dando a los pacientes ya diagnosticados visitas para dos años. ¿Puede estar un enfermo crónico estar sin visita de un especialista durante dos años?

Edición | Fibromialgia.nom.es 8-02-2008

Los más de 25.000 afectados en Murcia recurren a la osteopatía para combatir el dolor y la rigidez

No es fácil convivir con ella. El dolor incesante que apuntala los músculos y las articulaciones durante jornadas completas, las molestias que apuñalan el sistema gastrointestinal, la fatiga añadida, resultado de querer mover un cuerpo que se torna rígido y acartonado, las alteraciones del sueño y el carácter y las crisis estacionales que “impiden mover hasta los párpados”.
La fibromialgia afecta en la actualidad a más de 25.000 personas en la Región de Murcia, según datos facilitados por la asociación AFFIRMA, dedicada a la atención de enfermos y familiares que sufren la patología.

Para hacer frente “a los múltiples trastornos a los que se enfrenta un enfermo de fibromialgia”, según indica María del Mar Cano, miembro de la directiva de AFFIRMA, los enfermos acuden a los tratamientos que puede aportarles la osteopatía, disciplina que, “a partir del tratamiento manual mejora la movilidad y disminuye el dolor de las disfunciones que puede presentar un paciente”, tal y como asegura el osteópata José Antonio Soler, encargado de una charla sobre los beneficios de la osteopatía en fibromialgia celebrada ayer en la capital murciana.

Reivindicaciones
Desde la directiva de AFFIRMA, “pionera en el abordaje de la fibromialgia para todas las personas y asociaciones”, se trabaja de forma diaria “por la divulgación de lo que es y lo que significa la enfermedad, ya que estos enfermos necesitan el apoyo de la sociedad”, según María del Mar Cano. Asimismo, desde AFFIRMA ya se han iniciado los trámites para “pedir una unidad multidisciplinar de fibromialgia en la Región de Murcia, ya que, según denuncia María del Mar Cano, “son muchos los profesionales que tienen que trabajar juntos en el tratamiento de la fibromialgia, de sus síntomas, ya que no hay tratamiento eficaz sobre la enfermedad”.

La unidad de fibromialgia, al igual que la creación de un centro integral público que acoja atención médica y lúdica a enfermos y familiares, se tramitó al Servicio Murciano de Salud a principios de 2007, según asegura AFFIRMA, y en él, la Asociación pretende que trabajen conjuntamente “fisioterapeutas, neurólogos, psicólogos y reumatólogos, entre otros profesionales médicos”.

La fibromialgia se presenta en mayor proporción en mujeres que superan los 35 años de edad, y algunos expertos señalan que se encuentra asociada a problemas ginecológicos y endocrinológicos, aunque, por el momento, “hasta los profesionales no se ponen de acuerdo”, según indica José Antonio Soler.

Aprobada Lyrica para el uso de la fibromialgia por la Secretaria de Salud mexicana

Aprobada Lyrica para el uso de la fibromialgia por la Secretaria de Salud mexicana

Edición | fibromialgia.nom.es 8-02-2008
Fuente | EFE

La Secretaria de Salud mexicana autorizó por primera vez en el país un medicamento para mitigar los dolores causados por la fibromialgia, una enfermedad muscular que se calcula afecta a dos millones de mexicanos, anunció ayer el laboratorio responsable del producto.

La fibromialgia, un mal poco conocido y del que no se sabe hasta ahora una cura, es un trastorno difícil de detectar que provoca dolor en músculos y tendones y otros síntomas como calambres, depresión, alteraciones en el sueño o migrañas.

Se estima que alrededor de un dos por ciento de la población mundial la padece, en su mayor parte mujeres de entre 40 y 50 años, aseguró el laboratorio Pfizer en un comunicado.

El medicamento, llamado Lyrica y basado en una sustancia conocida como pregabalina, actúa sobre el sistema nervioso central y tiene efectos analgésicos, anticonvulsivos y asiolíticos.

La pregabalina se acopla de forma selectiva a una proteína presente en las células nerviosas, que en los enfermos de fibromialgia están sobreexcitadas, y de este modo reduce su actividad a niveles normales, con lo cual el dolor disminuye.

El laboratorio asegura que el lanzamiento de Lyrica permitirá mejorar el tratamiento que se aplicaba hasta la fecha, basado en analgésicos tradicionales, antiinflamatorios y antidepresivos.

La pregabalina, que también se utiliza para combatir epilespsia, ansiedad generalizada o dolor neuropático, está autorizada en la Unión Europea y Estados Unidos.
Los efectos secundarios más habituales derivados de su uso son mareo y somnolencia.

Los últimos avances alcanzados en España para combatir esta dolencia han sido el uso de una disolución hídrico-mineral* (ver nota al pie) indicada para la rehidratación de deportistas para reducir los dolores y la creación de un banco de ADN en Barcelona para almacenar muestras de enfermos de esta y otras enfermedades reumáticas.

Desde esta redacción ya se ha tratado este tema existiendo una nota de la SER (Sociedad española de reumatologia) aclarando su postura ante el estudio de este compuesto y su uso en la enfermedad de fibromialgia. Se puede ver dicha nota en el siguiente enlace Aclaración de La SER


El dolor crónico podría provocar depresión y otros trastornos al alterar el equilibrio cerebral

El dolor crónico podría provocar depresión y otros trastornos al alterar el equilibrio cerebral


Edición | Fibromialgia.nom.es 7-02-2008
Fuente | Europa Press


El dolor crónico podría provocar depresión y otros trastornos como los problemas de sueño o la dificultad para tomar decisiones al alterar el equilibrio cerebral, según sugiere un estudio de la Universidad Northwestern en Chicago (Estados Unidos) que se publica en la revista 'The Journal of Neuroscience'.
Los investigadores han descubierto mecanismos cerebrales que podrían explicar cómo el dolor a largo plazo puede desencadenar estos otros síntomas.

Los investigadores descubrieron que en un cerebro sano todas las regiones se encuentran en un estado de equilibrio. Cuando una región se activa, las otras se mantienen en reposo. Pero en las personas con dolor crónico, una región frontal de la corteza en gran medida asociada con la emoción nunca descansa, según señala Dante Chialvo, autor principal del estudio. "Las áreas afectadas fallan cuando deben desactivarse", señala. Es la primera demostración de que existen alteraciones en el cerebro de los pacientes de dolor crónico que no están asociadas directamente con la sensación de dolor.

Los científicos utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional para evaluar los cerebros de personas con dolor crónico lumbar y un grupo de voluntarios sin dolor mientras que ambos grupos seguían una barra en movimiento en una pantalla de ordenador. El estudio mostró que quienes sufrían dolor realizaban la tarea bien pero "a expensas de utilizar su cerebro de forma diferente que el grupo sin dolor", señala Chialvo.

Cuando ciertas partes de la corteza se activaban en el grupo sin dolor, algunas otras se desactivaban, manteniendo un equilibrio cooperativo entre las regiones. Este equilibrio también se conoce como la red del estado de descanso del cerebro. En el grupo de dolor crónico, sin embargo, uno de los nódulos de la red no se desactivaba como sucedía en quienes no padecían dolor.

Según explica Chialvo, esta constante activación de las neuronas de estas regiones del cerebro podría causar daños permanentes. "Sabemos que cuando las neuronas disparan mucho podrían cambiar sus conexiones con otras neuronas e incluso morir debido a que no pueden mantener una actividad alta durante tanto tiempo", señala el investigador.

Chialvo cree que los cambios derivados en la red neuronal "podrían hacer más difícil la toma de decisiones o estar de buen humor por la mañana. Podría ser que el dolor causara la depresión y las otras anomalías porque altera el equilibrio del cerebro en su conjunto".

El investigador señala que sus descubrimientos muestran que es esencial estudiar nuevos métodos para tratar a los pacientes que no controlan su dolor pero también para evaluar y prevenir las alteraciones que pueden generarse en el cerebro derivadas del dolor crónico.

VARIAS ASOCIACIONES DEMANDAN AL MINISTERIO DE SANIDAD POR PERMITIR EL USO DEL MERCURIO EN LOS PROGRAMAS DE VACUNACIÓN

VARIAS ASOCIACIONES DEMANDAN AL MINISTERIO DE SANIDAD POR PERMITIR EL USO DEL MERCURIO EN LOS PROGRAMAS DE VACUNACIÓN
SERVIMEDIA
Edición | Fibromialgia.nom.es 7-o2-2oo8
Fuente | Servimedia, madrid


Varias asociaciones en defensa de la protección ambiental y de la salud demandarán al Ministerio de Sanidad y Consumo "por haber introducido el mercurio en sus programas de vacunación y como responsable de la utilización permisiva de amalgamas dentales".

Así lo anunciaron hoy en un comunicado estas asociaciones, que demandarán también a los laboratorios responsables de las vacunas que son obligatorias para los españoles por haber introducido en algunas de ellas el mercurio, "un componente altamente nocivo para la salud".

Y es que según explicaron a Servimedia fuentes de las asociaciones demandantes, algunas vacunas utilizan un conservante que contiene mercurio denominado thimerosal que, por tanto, puede ser perjudicial para la salud humana.

Aunque es posible solicitar la vacuna sin este conservante, continúan las mismas fuentes, la gente en general lo desconoce, porque Sanidad no informa de ello.

Ante esta situación, las agrupaciones reclamarán una indemnización económica por los daños y perjuicios causados en la salud de los pacientes.

Concretamente, los demandantes son Andeco (asociación que trabaja en la Protección Ambiental a través del Ecoturismo y en la defensa de la Salud), Aldis (Asociación para Prevenir y Sanar Enfermedades Infantiles), socios de Mercuriados (Asociación Española de Afectados por Mercurio de Amalgamas) Dentales y Otras Situaciones) y la Asociación para Vencer el Autismo, problema que según algunos estudios aumenta por la contaminación por mercurio.

Las asociaciones demandantes aseguran que el mercurio es un componente altamente nocivo para la salud, del que pueden derivarse serias dolencias, tales como problemas neurológicos, artritis, esclerosis múltiple, lupus, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, entre otros.

Noticias relacionadas

WANGO respalda ONGs españolas

(extracto de la noticia entera)
"El Representante Nacional de WANGO-RD, Juan Ramón Larancuent, expreso su solidaridad a Marian Barnes, Representante de WANGO en España y Presidenta de la Asociación Red Internacional del Ecoturismo en Andalucía (ANDECO), que en coordinación con la Asociación para Vencer el Autismo (AVA), la Asociación para Prevenir y Sanar Enfermedades Infantiles (ALDIS), la Asociación Española de Afectados por Mercurio de Amalgamas Dentales y Otras Situaciones (MERCURIANOS), en la legitimidad de sus esfuerzos por lograr sanciones ejemplarizantes e indemnización para los afectados.Para potenciar sus reclamaciones de indemnización económica por los daños y perjuicios causados en la salud de los pacientes, las organizaciones en referencia han contratado los servicios del Sr. D. Felipe Holgado Torquemada, abogado de reconocido prestigio en España, experto en Derecho Sanitario y de notables éxitos en demandas sanitarias; respaldado por su bufete de abogados y por un extraordinario equipo médico de incidencia en ese país. En ese sentido, las organizaciones realizaran el viernes 15 de febrero 2008, una Rueda de Prensa a las 11:00 a.m., en el Hotel H10 Universitat, ubicado en Ronda Universitat, 21, 08007 Barcelona, España, teléfono 93 342 78 50, donde haran de conocimiento publico y reforzaran su ofensiva para sentar un precedente que evite en el porvenir que se afecte la salud de la población por no tomar las previsiones que instituyen los procedimientos de ley en materia sanitaria."

Entradas populares