Fibromialgia ¿que vas a encontrar?

Sitio dedicado a los enfermos de fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple.
Desde el 2011 este sitio albergará posts de opinión como se vive estas enfermedades.Información medica y actualidad sobre fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple en www.fibromialgia.nom.es

Nuevo modelo de atención a la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica

El nuevo modelo de atención a la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica presentado por la Consejera de Sanidad de Catalunya, Marina Geli.

Edición |Fibromialgia.nom.es 30/11/2007

Es para mí una satisfacción presentar la publicación El nuevo modelo de atención a la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. Catalunya,2006.
Una importante herramienta de trabajo, para profesionales de la salud implicados en el proceso de atención en cuanto al diagnóstico,tratamiento y seguimiento longitudinal de la población afectada, que ha sido elaborada a partir de la valiosa colaboración de un grupo de trabajo compuesto por profesionales expertos en diferentes disciplinas vinculadas con la atención a las personas que sufren estos
problemas de salud.
Este documento define el modelo asistencial a la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica que queremos implantar en Catalunya durante los próximos años. Un nuevo modelo que implicará a los profesionales de la salud de todos los niveles asistenciales y que pretende dar información actualizada y basada en la evidencia científica, a la vez que refleja las líneas de avance en la colaboración con las asociaciones de enfermos y entidades representativas y un listado con direcciones de
contacto que puede ser útil para el profesional de Atención Primaria de Salud.........Actualmente, y a pesar que la Organización Mundial de la Salud ya ha
reconocido oficialmente la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica como enfermedades crónicas que afectan de forma significativa la salud y la calidad de vida de las personas que las sufren, aún hay un grado de desconocimiento elevado. Hay pocos estudios epidemiológicos que constaten su prevalencia y se conocen poco los factores de predisposición, de desencadenamiento y los mecanismos fisiopatológicos
que intervienen.
El diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades debe dirigirse a una atención precoz, a una paliación de los síntomas más predominantes y a una recuperación funcional que se mantenga el máximo tiempo que sea posible. De acuerdo con la evidencia científica disponible y las recomendaciones de los expertos, se considera oportuno que la atención a estas patologías crónicas en Catalunya sea pilotada des de
la Atención Primaria de Salud, reforzándola con el apoyo y la coordinación de la red de atención especializada.
En los últimos años, el Departamento de Salud ha iniciado un proceso de consenso entre profesionales expertos sobre el diagnóstico y tratamiento de estas dos enfermedades y ha difundido material de divulgación entre los profesionales de la atención primaria. Ahora se considera necesario actualizar los criterios y definir las nuevas estrategias para implantar un nuevo modelo de atención a la población que
sufre estos problemas.
Desde el Departamento de Salud se trabaja para mejorar el conocimiento sobre estas enfermedades entre los profesionales de la salud,proporcionar criterios consensuados referentes a las herramientas diagnósticas y pautas terapéuticas basadas en la evidencia científica,así como para establecer las responsabilidades de los diferentes niveles asistenciales, a la vez que se está cooperando con asociaciones de
enfermos y enfermas.
Como consejera de Salud, me complace presentar este importante documento y hacerlo llegar a las instituciones, entidades asociativas y, especialmente, a los profesionales implicados en la atención a estos problemas de salud para que puedan utilizarla como una herramienta de trabajo.
Marina Geli
Consejera de Salud


Acceso a el documento en PDF de el nuevo modelo de atención a la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica

¿Porqué es necesaria la ayuda de un psicológo para afrontar el dolor crónico?

Para los enfermos de fibromialgia el sufrimiento del dolor crónico se convierte en una gran carga que afecta a todos los ámbitos de su vida.
A continuación una articulo de porqué y para qué una terapia psicológica nos puede llevar a una aceptación y modificación de nuestra forma de afrontar la enfermedad.

Edición| Fibromialgia.nom.es 30-11-2007

Tratamiento psicológico del dolor crónico

Planteamiento del problema

La comprensión científica del dolor va evolucionando rápidamente. Antes se pensaba que su presencia implicaba únicamente la existencia de un daño físico, sin embargo, actualmente la ciencia nos ha llevado a descubrir la importancia que tienen las consecuencias de la vivencia del dolor. Porque el dolor genera importantes reacciones emocionales que pueden potenciar el sufrimiento que lleva asociado.

Pero, además, si el dolor se hace crónico puede tener un impacto devastador en todos los aspectos vitales de la persona que lo sufre:

* Socialmente, porque se tienen que disminuir las relaciones sociales con amigos y allegados.
* Laboralmente, puede llegar a afectar a la capacidad de trabajar, produciendo un sentimiento de inutilidad y problemas económicos.
* En las relaciones de familia y de pareja, porque no se pueden cumplir las expectativas de nuestros seres queridos.

Un dolor crónico llega a hacer que las personas se planteen el para qué y el por qué de la vida. Normalmente tenemos la experiencia de que el dolor es pasajero y controlable; pero cuando aparece un dolor resistente, que no se pasa, nuestra concepción del mundo se tambalea. Surge entonces la necesidad de construir una nueva en la que tenga sentido la existencia de un dolor que no se puede evitar y en la que podamos dar cabida a:

* Sensaciones corporales incontrolables.
* Limitaciones en la capacidad corporal.
* Pérdida de contacto social.
* Problemas laborales que pueden incluir incertidumbre económica, etc.

La labor del psicólogo se centra en trabajar terapéuticamente todos estos aspectos del dolor para mejorarlo y hacerlo más soportable.
Distinción entre dolor y daño

El dolor suele estar asociado a la percepción de un daño que se ha producido en nuestro cuerpo. En este sentido el dolor sería la percepción del daño. Pero entre el daño y el dolor intervienen una serie de factores de tipo psicológico. Veamos un ejemplo. Cuando a un torero le coge el toro, con la emoción de la lucha que está manteniendo puede seguir toreando, sin embargo, cuando acaba, todos se asombran de cómo ha sido posible hacerlo con una herida de esa magnitud, que tendría que dolerle mucho. Otra persona ante el más mínimo dolor deja de hacer cualquier cosa. En circunstancias normales, sabemos que no todos sentimos el mismo dolor ante una herida similar, hay personas que lo soportan mejor que otras y nosotros mismos unas veces lo aguantamos mejor que otras dependiendo de nuestro estado de ánimo.

El conocimiento de todos estos procesos psicológicos y emocionales implícitos nos puede llevar a aprender a manejarnos mejor con el dolor y a hacerlo más soportable.
Reacciones emocionales asociadas al dolor

El dolor tiene la función de avisarnos para que hagamos algo que consiga reparar el daño físico que pensamos que lo genera. El dolor es una sensación generalmente terrible y, como indicio de un mal, amenazante. Por eso, una reacción natural en el hombre es el miedo al dolor, un miedo que es adaptativo porque nos impulsa a evitarlo y eliminarlo.

Pero no siempre una reacción de miedo nos lleva a un comportamiento adecuado. Por ejemplo, para que no nos duela algo nos estamos quietos y dejamos de hacer muchas cosas que nos hacían la vida agradable, a veces más allá de lo estrictamente necesario. Otro ejemplo se da cuando el miedo al dolor nos puede hacer no acudir al dentista, lo que finalmente será causa de un mal mayor.

En el caso de un dolor crónico, nuestra lucha por evitar el dolor se convierte muchas veces en un esfuerzo inútil. El sentimiento de fracaso nos genera, primeramente impotencia y un estado de irritación que influye en nosotros y quienes nos rodean. Finalmente, cuando vemos que no es posible acabar para siempre con él, podemos caer en una depresión o al menos a un estado de ánimo deprimido que nos hace perder el sentido de la alegría.

La continuidad del dolor nos puede producir ansiedad social. Si nos impide nuestra actividad normal, puede llegar a generarnos un sentimiento de inutilidad y de no sentirnos necesarios. Si nos esforzamos en luchar contra ello y que nada cambie, podemos llegar a intentar mantener niveles de actividad similares a los que teníamos cuando no sentíamos dolor, muy por encima de nuestras posibilidades actuales.

Nos damos cuenta de que, además del daño físico, el dolor lleva asociados una serie de procesos psicológicos tan desagradables, duros y amenazantes como el propio dolor y que se unen indisolublemente a él. Para entender estos fenómenos hay que distinguir bien ente dolor y sufrimiento.
Distinción entre dolor y sufrimiento

El sufrimiento es una reacción afectiva producida por un estado emocional. Sufrimos con la pérdida de un ser querido. Lo hacemos con el miedo a que a nosotros o alguien allegado nos ocurra una desgracia o cuando estamos sometidos a una amenaza grave.

La reacción emocional asociada al sufrimiento puede ser mucho más intensa e insoportable que un fuerte dolor físico, ¿cuantos no preferiríamos un fuerte dolor de muelas al sufrimiento de una pérdida importante?
Pero hemos visto como el propio dolor puede generar una reacción afectiva que incrementa el sufrimiento asociado a él, generando una serie de sentimientos insoportables que se mezclan y se hacen indistinguibles del propio dolor. Por ejemplo, si el dolor nos lleva a empeorar nuestra relación con nuestros seres queridos, o a no poder realizar nuestras actividades favoritas o a no poder trabajar, o simplemente a estar peor físicamente por no poder dormir; el sufrimiento que está asociado es mucho mayor que el que corresponde solamente al daño físico que lo genera inicialmente.

La lucha a ultranza contra el dolor tiene que tener en cuenta los aspectos psicológicos que surgen asociados a él, para poder disminuir el sufrimiento que conlleva.
Este articulo está escrito por el Dr. José Antonio García Higuera el 13 de julio del 2004 si quieres acceder a su lectura completa puedes hacerlo en Tratamiento psicológico del dolor crónico

Sobrevivir con fibromialgia

A continuación os dejo con un articulo escrito por el Dr. J.M. Farré i Martí en el que hace una crítica sobre el libro escrito por los Dres. García Campayo, J. y Pascual A. y con el titulo "Aprender a vivir con fibromialgia" de la editorial Edika Med. Barcelona, 2006.

Edición | Fibromialgia.nom.es 29/11/2007

Este articulo quiere dar un poco de esperanza a los últimos comentarios que tan faltos están de ella; existen profesionales sensibilizados con nuestra enfermedad, aunque se carezca de fuerza debemos reunir las suficientes para que nuestra vida llegue a un equilibrio.


Sobrevivir con fibromialgia
A pesar de los 100 años que pesan sobre la historia de la identificación de la fibromialgia, nos ha
estallado en los últimos tiempos en los que hemos sido plenamente conscientes de su alta proporción epidemiológica y del sufrimiento, aislamiento social e infortunio crónico que conforma la biografía médica de los afectados. Solo con observar detenidamente el anexo de Asociaciones de Enfermos en España, identificamos la magnitud del problema. Una patología enmarcada en el universo reumatológico pero con repercusiones importantes en forma de estados emocionales displacenteros y una clara evidencia de una calidad de vida muy comprometida. Al igual que asociaciones, seguro que también se han gestado libros de autoayuda:no obstante tengo la impresión que dificilmente superarán la carga de calidad y calidez de la monografía que tenemos entre manos. Calidad, porque se trata de dos autores (Aída Pascual acompañará a J. García Campayo) que han hecho camino al andar equipados de un bagage amplísimo de conocimientos y certezas, están especialmente dotados para la divulgación; poseen este don maravilloso de concentrar el pensamiento y hacerlo accesible.
Asombra la eficacia con que resumen lo esencial de asuntos tan complejos. El texto engancha por su lenguaje asequible y singular, con una estructura en escalado de los capítulos que transitan por la vía de la información sobre la enfermedad y sus posibles tratamientos hasta llegar a las circunstancias que presuponen una convivencia adecuada con la fibromialgia. Con una diáfana declaración de intenciones (“en las enfermedades crónicas lo importante no es tratar la causa sino tratar los síntomas y aprender a vivir con ella, para mejorar vuestra calidad de vida”, pg. 12), la fórmula de contraste entre creencias erróneas y realidades, permite una navegación adecuada por un manuscrito que está sobrado de criterio.
Y calidez, porque los autores llevan mucho tiempo practicando la medicina con una visión“afectiva” de la profesión: la imprescindible excelencia y la adhesión a la evidencia no son nada sin el compromiso, con la comprensión y el respeto por los pacientes, a los que siempre deberemos agradecer que nos hayan permitido entrar en el drama de sus vidas para ayudarles a enfrentarlo.
Y así –con todos estos ingredientes– han construido un libro para matar el miedo. El miedo que experimentan pacientes y familia ante el reto de una enfermedad en que no caben ya más nubes oscuras que la envuelvan en el mito, ni más tópicos que la colmen de equívocos, ni más medias verdades que secuestren la veracidad de los datos. Nos introducen en cuestionamientos tan lógicos como pragmáticos que permiten el largo viaje de la adaptación,un trayecto acompañando a los familiares –los “grandes olvidados”– a los que se les llena la maleta de habilidades de comunicación y apoyo amoroso, y se les aligera el equipaje, lanzando al vacío las actitudes y comportamientos negativos.
Los “cristales del dolor” son enviados a sus dimensiones nada desconocidas (sensorial, emocional y cognitiva) y se nos insta a transitar por los mismos con las manos cargadas de soluciones a cada una de sus trampas. El banco de niebla de la memoria (la “fibroniebla”, un neologismo afortunado) es explorado con patentes e ingeniosos ejercicios de estimulación cognitiva. Y así, circularemos por las consecuencias negativas sobre el sexo,la fatiga o los problemas de sueño (y los razonables recursos para atreverse con ellos) hasta llegar a la siempre atractiva reestructuración de los pensamientos alterados, con una exhaustiva travesía por todas sus variantes, lo cual es coherente con un preámbulo que casi es la definición del carácter de toda la monografía: el cambio de los pensamientos puede decidir nuestro destino. Un destino marcado
por los temores, pero también por la esperanza que destilan a raudales estos papeles, en los que los pacientes –y sus allegados– encontrarán gentes como ellos, situaciones que han vivido y pensamientos que les han asaltado y perturbado. Un libro para sobrevivir emocionalmente y que alienta no solamente a informarse adecuadamente, sino también a compartir sentimientos y no dejar que la enfermedad monopolice su vida.
J.M. Farré i Martí
C. Med. Psicosom, Nº 79 / 80 - 2006


Ultimas conclusiones en un estudio sobre el efecto de la pregabalina (Lyrica) en Fibromialgia

Un ultimo estudio sobre Lyrica en Fibromialgia ha llegado a la conclusión de que el efecto de Lyrica en el dolor no depende de el estado de ansiedad o sintomas depresivos; por lo que gran parte de la reducción del dolor parece ser independiente de las mejoras en los síntomas de ansiedad o del estado de ánimo.

Edición | fibromialgia.nom.es 28-11-2007

The Effect of Anxiety and Depression on Improvements in Pain in a Randomized, Controlled Trial of Pregabalin for Treatment of Fibromyalgia


# Lesley M. Arnold, MD,**Women’s Health Research Program, Department of Psychiatry, University of Cincinnati College of Medicine, Cincinnati, Ohio; Lesley M. Arnold, MD, 222 Piedmont Avenue, Suite 8200, Cincinnati, OH 45219, USA. Tel: 513-475-8110; Fax: 513-475-8112; E-mail: Lesley.Arnold@uc.edu.
# Leslie J. Crofford, MD,††Division of Rheumatology & Women’s Health, Department of Internal Medicine, University of Kentucky, Lexington, Kentucky;
# Susan A. Martin, MSPH,‡‡Pfizer Global Research and Development, Ann Arbor, Michigan, USA
# James P. Young, MS,‡‡Pfizer Global Research and Development, Ann Arbor, Michigan, USA and
# Uma Sharma, PhD
  • *Women’s Health Research Program, Department of Psychiatry, University of Cincinnati College of Medicine, Cincinnati, Ohio; Division of Rheumatology & Women’s Health, Department of Internal Medicine, University of Kentucky, Lexington, Kentucky; Pfizer Global Research and Development, Ann Arbor, Michigan, USA
ABSTRACT

Objective. To assess symptoms of anxiety and depression in a large cohort of fibromyalgia patients and to determine the impact of these symptoms on response of pain to pregabalin treatment.

Design. Patients completed the Hospital Anxiety and Depression Scale at the baseline visit in a randomized, controlled trial of pregabalin for treatment of fibromyalgia. Mean anxiety and depression subscale scores were calculated, and proportions of patients by symptom severity were determined. The difference between the proportion of patients reporting anxiety and depression at baseline was tested using McNemar’s test. Baseline anxiety and depression were evaluated as covariates by including them—as interaction terms with treatment—in an ancova model. A path analysis evaluated the association between improvements in anxiety and depression and pain relief.

Results. In total, 529 patients were enrolled. Significantly more patients reported anxiety symptoms (71%) than depressive symptoms (56%) (P < size="2"> Lesley M. Arnold MD, Leslie J. Crofford MD, Susan A. Martin MSPH, James P. Young MS, Uma Sharma PhD (2007)
The Effect of Anxiety and Depression on Improvements in Pain in a Randomized, Controlled Trial of Pregabalin for Treatment of Fibromyalgia
Pain Medicine 8 (8), 633–638. doi:10.1111/j.1526-4637.2007.00332.x

Recuperat-ion

A raiz de un estudio publicado acerca del compuesto y sus efectos en la fibromialgia estamos asistiendo los enfermos de esta enfermedad a una campaña mediatica que relacionan este compuesto con la curación de nuestra enfermedad.
Y todos sabemos lo que supone una campaña mediática, llegar a todos los rincones ("y si sale por algo será"). Llegar a este tipo de afirmaciones sin ser criticos y tener los suficientes conocimientos pueden llevarnos a crear juicios de valos y afirmar " que lo hemos leido en tal publicación"....esto está afectando al colectivo de enfermos de fibromialgia y síndrome de fátiga crónica ya que se está enfocando hacía una curación de nuestra enfermedad cuando la realidad es que desgraciadamente, esto no es verdad y que este producto afirmado por los propios autores del estudio, la sociedad española de reumatologia sólo tienen valor como producto reparador para esfuerzos fisicos nunca más lejos de la curación de nuestra enfermedad.
El propio autor del estudio ha escrito un articulo aclarando las "cirscuntancias" de este estudio y que posibilidades tienen para nuestra enfermedad.
A continuación os dejo con el articulo publicado en la revista Los Reumatismos,2007;25:21-2
Acceso al articulo original en pdf
Por contra podemos acceder sin ningún problema en la red a este otro documento.
Acceso a documento
Como se ve la información es claramente manipulable pero nos queda la lógica y el sentido común; siempre se puede leer entre lineas.


Si tuvierais problema de acceso a los archivos que os adjunto anteriormente podeis acceder a ellos en la siguiente dirección. Fibromialgia.nom.es

Archivo post Recuperat-ion

Síndrome de fátiga crónica y su relación con la fibromialgia.

J. Fernández-Solá

Médico consultor. Coordinador de la Unidad de Fatiga Crónica. Servicio de Medicina Interna. Hospital Clínic-IDIBAPS. Barcelona. Profesor asociado de Medicina. Universitat de Barcelona. Barcelona. España.

Desde que en 1988 el Center for Disease Control (CDC) de Atlanta (Estados Unidos) fijó los criterios clínicos para la
ilización estricta de los criterios, de Fukuda et al, en los que debe valorarse específicamente la presencia y características de la fatiga y de los demás síntomas asociados (febrícula, artralgias, mialgias, cefalea, odinofagia y trastornos del sueño y del estado de ánimo) ha mostrado una elevadas especificidad y sensibilidad. Sin embargo, siempre deben considerarse las causas de exclusión que los mismos criterios establecen (enfermedades previas orgánicas o mentales que cursen con fatiga o la obesidad mórbida). Actualmente, la diferenciación entre las enfermedades primariamente mentales o psicosomáticas y el SFC es posible y de fácil realización por facultativos con experiencia7 .

Respecto a su incidencia, se ha comprobado que se han cumplido las previsiones iniciales realizadas en estudios epidemiológicos como el de Wichita (Estados Unidos)8 , llegando a la afectación poblacional prevista, de un caso por 1.000 habitantes. Ello supone la existencia de al menos unos 6.000 casos de SFC en Catalunya, y de 40.000 en toda España9 . Creemos que actualmente ya se han diagnosticado aproximadamente la mitad de los casos existentes.

El perfil clínico de caso de SFC es muy homogéneo4,10,11 . El inicio de la enfermedad se produce de una manera aguda en personas previamente sanas, entre la segunda y la cuarta décadas de la vida, y afecta más a las mujeres que a los varones, entre 3 y 5 veces más. Es curiosa la mayor incidencia de SFC entre el personal sanitario o con actividades de relación pública o social o con elevada movilidad, hecho que hace pensar en la posible implicación epidemiológica de los virus y factores tóxicos o ambientales en su desencadenamiento. También llama la atención su menor incidencia en edades extremas de la vida, como sucede con la mayor parte de enfermedades de origen inflamatorio o autoinmune11 . Asimismo, se han identificado muy claramente los distintos factores precipitantes de este síndrome. En más de la mitad de casos existe un antecedente de enfermedad infecciosa aguda que se puede corroborar, habitualmente viral. Los virus más frecuentemente implicados son el Epstein-Barr, el citomegalovirus, el herpesvirus tipo 6 y el parvovirus B1912 . También se ha implicado la infección por Chlamydia y Mycoplasma. En cualquier caso, son gérmenes que pueden permanecer de forma crónica o incluso permanente, llegando a integrarse en el genoma celular de las células musculares o neuronas del paciente. Actúan como gérmenes defectivos, alterando el funcionamiento energético y metabólico del paciente. Otros factores precipitantes corroborados son las intoxicaciones por insecticidas organofosforados, disolventes y por monóxido de carbono, las situaciones de hipersensibilidad ambiental (hipersensibilidad química múltiple, síndrome del edificio enfermo, síndrome de la Guerra del Golfo) y también las situaciones de alteración del ritmo o calidad del sueño y las de estrés psicológico intenso (mobbing, estrés postraumático)4,11 .

Cualquiera que sea el mecanismo precipitante, en el SFC se desencadena un trastorno fisiopatológico común aún poco conocido, pero que conlleva una disfunción de la respuesta inflamatoria y/o inmunológica no específica, con producción de sustancias activas circulantes (interferones, interleucinas, péptidos vasoactivos, autoanticuerpos), cuya naturaleza y cantidad pueden ser variables de un paciente a otro. Ello conduciría a una disfunción de la respuesta inflamatoria, energética e incluso neuroendocrina y a una disregulación de diversos mecanismos. Entre ellos, se altera la tolerancia al ejercicio, que desencadena la fatiga; el eje corticosuprarrenal, que desencadena disautonomía; el eje tiroidal que desencadena hipotiroidismo autoinmune, y el eje hipotálamo-hipofisario, con alteraciones de la hormona del crecimiento y de las gonadotrofinas. A pesar de esa diversidad de alteraciones, ninguna de ellas es específica, ni siquiera homogénea, en la mayoría de pacientes, lo que dificulta la concreción fisiopatológica de este síndrome6 . Recientemente, se ha propuesto que esta enfermedad podría estar entre los denominados síndromes autoinflamatorios sistémicos13 .

También hemos podido corroborar las dificultades en el manejo cotidiano de estos pacientes11,14 . Actualmente, sólo se les puede ofrecer un tratamiento con pretensión paliativa, no curativa, basado en una aproximación multidisciplinar y sustentado en el trí-
pode: tratamiento farmacológico con analgésicos o antinflamatorios de soporte; terapia de rehabilitación funcional con ejercicio físico aerobio, progresivo y adaptado, y terapia de soporte psicológico, específicamente la de tipo cognitivo conductual. Todo ello para mejorar la adaptación del paciente a su enfermedad y, en último término, su calidad de vida11,15 .

Uno de los aspectos que mejor se ha definido en el SFC es el curso natural de la enfermedad. Se trata de una enfermedad uniformemente crónica, que cursa sin mejoría significativa, y que habitualmente mantiene el grado de afectación inicial con oscilaciones transitorias. Sin embargo, es importante destacar que el SFC no tiende a empeorar de forma progresiva. En la mayor parte de series evolutivas de SFC, entre un 60 y un 80% de los pacientes no pueden realizar una actividad laboral mantenida a los 5 años de su diagnóstico, corroborando la elevada incidencia de invalidez funcional y laboral en estos pacientes14,16 . No se ha demostrado que el SFC modifique la mortalidad ni la incidencia de neo-
plasias y, aunque se han descrito casos de acúmulo familiar, no hay datos concluyentes acerca de su potencial transmisión hereditaria. El embarazo no modifica significativamente el curso de la enfermedad establecida aunque, en algunos casos, puede actuar como factor precipitante de ésta en la madre, sin afectar al feto17 .

Es muy llamativo el hecho de que cuando el SFC lleva un tiempo de evolución, con frecuencia, se asocia a otros síndromes o enfermedades relacionadas11 . Entre ellos está la fibromialgia (FM), el colon irritable, la disautonomía, la dismenorrea, el síndrome seco ocular y bucal inmunológicamente negativo, la tiroiditis autoimmune, la disfunción temporomandibular, la distimia, las manifestaciones alérgicas no específicas y una mayor incidencia de infecciones bacterianas y fúngicas no graves (faringitis, bronquitis, infecciones urinarias y candidiasis mucocutánea). Estos síndromes asociados al SFC deben buscarse dirigidamente y tratarse adecuada y activamente, ya que ello contribuye a estabilizar la situación clínica del paciente.

Una de las entidades que más se relaciona con el SFC es la FM18 . De hecho, hay que seguir entendiendo a la FM y al SFC como 2 enfermedades diferentes, con criterios propios y diferenciables, ya que hay pacientes que tienen sólo manifestaciones clínicas de una de ellas. Sin embargo, en el curso evolutivo, los síntomas de ambas enfermedades suelen superponerse hasta el punto de que cuesta diferenciarlos. Por ello, uno puede preguntarse si estamos viendo, en realidad, la misma enfermedad con 2 facetas evolutivas distintas. La coexistencia de FM en pacientes con SFC que llevan más de
5 años de evolución llega a ser de un 50-70%. Sin embargo, el patrón de dolor en estos casos es algo diferente al de la FM primaria, y afecta más a las extremidades inferiores y menos a la zona axial. En cuanto a su intensidad, la FM asociada a SFC no suele sobrepasar el estadio II, sobre III, de la escala de afectación vital19 . También se ha descrito y corroborado la asociación de SFC en pacientes con FM evolucionada11 . En estos casos, la intensidad del SFC suele ser leve (grados I a II sobre IV), pero puede complicar de manera significativa la evolución del paciente ya que añade al componente de dolor de la FM el de invalidez funcional del SFC por fatiga a pequeños esfuerzos físicos o mentales.

Es destacable la actitud positiva y la respuesta social que han tenido los pacientes afectados de estas 2 enfermedades. Han realizado un gran esfuerzo de integración que ha llevado a la creación de asociaciones específicas. Conjuntamente con los profesionales sanitarios implicados, la sociedad civil y la administración sanitaria se han creado fundaciones para la promoción de la atención e investigación en estas enfermedades. Mención especial merece el informe técnico sobre SFC realizado por la Agència Catalana d'Avaluació de Tecnologia i Recerca Mèdica9 y los 2 documentos de consenso de la situación de la FM19 y del SFC20 en Catalunya, que reflejan claramente la situación real y las vías potenciales de atención a los pacientes. Fruto reciente de esta línea de actuación ha sido la apertura de las primeras unidades específicas de SFC y de tratamiento de FM dentro de la Unidad de Dolor Crónico, ambas ubicadas en el Hospital Clínic de Barcelona, en concierto con el Servei Català de Salut. La experiencia inicial es muy positiva, y corrobora que una aproximación multidisciplinar facilita el proceso diagnóstico y el mejor abordaje terapéutico posible a pesar de las claras limitaciones existentes en la actualidad.

Los profesionales implicados en estas unidades vivimos aún la creciente presión del gran número de pacientes en proceso diagnóstico y sin una orientación terapéutica adecuada. Creemos que las unidades de SFC y FM deben trabajar conjuntamente e interrelacionarse estrechamente con las asociaciones de pacientes. Se debe potenciar la creación de nuevas unidades descentralizadas y estrechamente relacionarlas con los circuitos de atención primaria y especializada de cada zona asistencial (medicina de familia, reumatología y medicina interna). Sólo así conseguiremos normalizar la situación de estas 2 enfermedades que aún dista de ser adecuada, digna y estable. La investigación fisiopatológica y terapéutica debe hacer el resto, hasta encontrar en el futuro los mecanismos intrínsecos que alteran la sensación de dolor y de fatiga de una forma tan peculiar en estas 2 enfermedades, sin duda interrelacionadas.

Revista española de reumatologia
Diciembre 2004
Volumen 31 - Número 10 p. 535 - 537



Fibromialgia;"La enfermedad de las emociones contenidas"

Así empieza un articulo en el que posteriormente se anuncia el libro escrito por una ex-enferma de fibromialgia y que asegura tener la solución a la enfermedad y no tengo más que darle la razón; Contengo mis emociones porque no sería plato de buen gusto lo que le escribiria a su email contestandole a las respuestas de sus entrevistas.

Edición | Fibromialgia.nom.es
Articulo de opinión

Tengo que contener mi dolor de que esta persona divulgue a bombo y platillo que formo parte de un grupo de personas que somos víctimas de nuestro "orgullo perfeccionista e ira contenida", esto es para ella el porqué de estar enfermo de fibromialgia...se ha olvidado de otros múltiples síntomas que no se curan y que son comunes a la enfermedad, como las parestesias, los acufenos, el síndrome de piernas inquietas, las protusiones discales.......
Se olvida que somos personas y como tales tenemos que contener nuestra "ira" porque eso es la educación; el amor al prójimo y aunque no se compartan sus puntos de vista hay que ser tolerantes reprimiendo nuestros rechazos.
Cosa de la que entiende poco drespestigiando a todo un colectivo mostrando así su fuerte orgullo perfeccionista. Ella tienen la solución y la tiene porque ha alcanzado el estado de bienestar consigo misma, los enfermos de fibromialgia parece que carecemos de ello...
Me suena a discurso inquisitorio "si te portas bien y haces lo que yo creo que es bueno para tí...te salvarás, te alejarás del infierno de la enfermedad".
Se olvida de la gran parte de enfermos que lucha desinteresadamente por conseguir una mejor calidad de vida;
Se olvida de una gran parte de enfermos que a pesar de convivir con la enfermedad consiguen encauzar su vida y la viven con una aparente normalidad;
Se olvida de una gran parte de enfermos que a pesar de sentir dolor es capaz de reconfortar a otros que también lo siente.....,
Se olvida de todos los integrantes de asociaciones que siendo enfermos a su vez, reconfortan y ayudan a otra parte de los enfermos...
Se olvida de la creatividad artististica y sensibilidad de la que hace gala este amplio colectivo de enfermos que a pesar de estar sufriendo dolor son capaces de crear bellos textos y hermosas pinturas.....
Se olvida de una gran parte de enfermos que se pasan la vida queriendo y cuando necesitan a su seres queridos estos les dan la espalda....
Se olvida de tantas cosas.....
No se puede "salvar" un colectivo adjetivandolo de forma tan negativa....puede que siga siendo presa de sus sentimientos pero hoy por hoy los está sublimando con la gran labor que cree llevar a cabo......este es mi diagnóstico gratuito y sin ninguna emoción contenida, ahora ya indiferencia.
Hay algo de lo que posee mucho este colectivo y es humildad, humildad para aguantar que otros se pongan "medallas" a costa de su dolor y enfermedad.

Características del dolor en Fibromialgia

El dolor de la Fibromialgia se puede describir como quemante, ardiente, punzante, impactante, como una puñalada, vibrante, dolorimiento profundo,hormigueo, sentirse con moratones en todas partes, dolor en los huesos, agotador, etc. o cualquier combinación de estos. El dolor y la fatiga pueden ser inducidos por el ejercicio, y el periodo de recuperación es lento. Se encuentran comúnmente puntos gatillo miofasciales (“triggerpoints”) en pacientes con FM y el síndrome de dolor miofascial (SDM) debe ser considerado como diagnóstico concomitante.

Edición | Fibromialgia.nom.es

Características del dolor en Fibromialgia

· Alodinia es el umbral del dolor reducido a un estímulo normalmente no doloroso.
· Hiperalgesia es una sensibilidad anormalmente alta y una percepción de mayor intensidad de dolor a un estímulo del que se espera que produce cierto dolor.
· Dolor persistente: la duración del dolor de un estímulo es mayor de lo esperado.
· Pronunciado efecto de sumación y reacción posterior ocurre a menudo después de un estímulo doloroso.
· Hiperalgesia en la piel: los dermatomas afectados producen más dolor cuando se traspasa la piel con un alfiler.
· Sensibilidad: Se puede experimentar dolor que no irradia a un sitio distante cuando se palpan los puntos sensibles y es independiente del dolor generalizado. Los puntos sensibles están generalmente donde los ligamentos, tendones y músculos se unen a los huesos.
Los músculos, ligamentos, tendones, fascia y periostio son sensibles al dolor. Las lesiones en los ligamentos, como el latigazo cervical,pueden estirar demasiado y deshilachar su estructura que es parecida a un cable. Los ligamentos son difíciles de curar porque tienen un pobre suministro de sangre,particularmente donde se unen a los huesos.
Los ligamentos laxos permiten que la articulación se mueva más allá de su rango de moción normal, lo que comprime o irrita los nervios sensoriales y causa dolor,
adormecimiento y/u hormigueo. Los músculos alrededor de la articulación tienden a reaccionar a estas señales de dolor,contrayéndose y tensándose crónicamente para intentar estabilizar la articulación y prevenir más daño.

Otras características del dolor FM
· Dolor generalizado: se considera generalizado el dolor que se siente bilateralmente y por encima y por debajo dela cintura. Una lesión de tejidos blandos,como un latigazo cervical, puede iniciar dolor local o regional que con el paso de los meses se vuelve generalizado, con puntos sensibles positivos. Esto sugiere que la FM implica anomalías en la interacción delprocesamiento del dolor entre el SNC y el periférico.
· Distribución no anatómica:el dolor no anatómico global o regional puede ocurrir inesperadamente, fluctuar y es a menudo migratorio.
· Retraso en el comienzo después del daño o el evento prodromal
· Artralgias difusas: El dolor en las articulaciones ocurre sin inflamación (rubor ni hinchazón de la articulación), lo que lo diferencia de la artritis reumatoide (AR).
· Falta de aire y dolor de pecho atípico que se parece a la angina
· Dolor lumbar: puede ir acompañado de dolor lacerante en las extremidades inferiores, parecido a la ciática. Puede haber dolor concomitante del piriforme (músculo piramidal) y compresión del nervio ciático.
· Los calambres en las piernas ocurren en aproximadamente el 40% de los pacientes 23.
· Rigidez generalizada: Los estudios sugieren que la rigidez matutina de más de 15 minutos de duración ocurre en 79% 24 a 83% 25 de los pacientes. La rigidez puede volver a ocurrir durante el día, usualmente después de periodos de inactividad.
· Dolor de cabeza crónico: aproximadamente 50-60% de los pacientes experimentan severas cefaleas tensionales que implican contracción muscular cervical y de hombro. Pueden ocurrir dolores de cabeza estilo migraña y pueden ser precedidos por alteraciones visuales.
· Desorden de la articulación Temporomandibular: es frecuente y generalmente causado por la contracción crónica de los músculos implicados en el movimiento articular en los pacientes con SFM.

Extraido de "Visión general del documento
Canadiense de consenso sobre Fibromialgia"


Fibrochip; abiertas nuevas lineas de investigación.

Desde hace unos meses todos los seguidores de las noticias de este espacio conocen la existencia del Fibrochip (prueba por la cual el médico podrá saber si su paciente puede desarrollar una Fibromialgia/Síndrome de Fatiga Crónica muy severa o no) y que está a la espera de su salida al mercado en breve, Progenika en su espacio web informa que a finales de este año.

Edición | Fibromialgia.nom.es 17-11-2007

Desde esta misma web se anuncia un acuerdo con un grupo de investigación perteneciente a la Sociedad Española de Reumatología dirigido por el Dr. Javier Rivera.

El fibrochip es el primer resultado de las asociaciones que está haciendo Progenika Biopharma, S.A. con grupos de investigadores dentro del proyecto "Desarrollo de nuevos sistemas de diagnóstico y pronóstico en Fibromialgia y síndrome de Fatiga Crónica".
En la investigación del Fibrochip, que ha dado lugar a su desarrollo y posterior comercialización por Progenika, han tomado parte los investigadores; el doctor Ferrán García del Servicio de Reumatología de la Clínica CIMA, el doctor Joaquim Fernàndez Solà, de la Unidad de Síndrome de Fatiga Crónica del Hospital Clínic de Barcelona; y el doctor Jose Ignacio Lao, de la Unidad de Genética Molecular de Laboratorios Echevarne.
Ahora recoge el testigo la Sociedad Española de Reumatologia, esperaremos las conclusiones de futuras investigaciones.

Más info Web Progenika Biopharma, S.A.


Archivo Histórico noticias Fibrochip

Beca concedida para el estudio de Fibromialgia EFIC-Grünenthal 2007

Edición | Fibromialgia.nom.es 16-11-2007
Fuente | hispanidad.com
Dentro de las becas concedidas anualmente a cinco estudios por La Federación Europea de Asociaciones Internacionales para el Estudio del Dolor (EFIC) y la compañía farmacéutica Grünenthal destaca la concedidada a Dieuwke Veldhuijzen Ph.D., de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) y que con el manejo de la representación óptica de resonancia magnética funcional investigará el papel de la disfunción del sistema nervioso autónomo en la fibromialgia.

El plazo de solicitud de la próxima beca EFIC-Grünenthal 2008 está abierto. Más información disponible en www.e-g-g.info.

Más info de EFIC y Grünenthal


Fibromialgia es más que dolor

"Fibromialgia es más que dolor" este es el articulo presentado por el Dr. Daniel Clauw en el Simposio del Consejo Nacional de Investigación de la Asociación de Fibromialgia y que recibió el nombre de " Nuevas dimensiones en Fibromialgia", el 14 y 15 de septiembre de 1997 en Portland, Oregon.
Este articulo que cuenta ya con 10 años sigue de total vigencia y son las bases en las que hoy la enfermedad de Fibromialgia está siendo tratada.
El titulo del articulo es un resumen de lo que los enfermos de fibromialgia sufre con esta dolencia.

Edición y traducción | Fibromialgia.nom.es 16-11-2007

La fibromialgia es una condición caracterizada por una historia de dolor musculoesquelético difuso, y el hallazgo en el examen de sensibilidad. Estudios epidemiológicos sugieren que esta enfermedad afecta aproximadamente al 2% de la población, aunque la prevalencia en las mujeres es mucho más elevada (3,4% de todas las mujeres,> 7% en los de edades comprendidas entre los 60-79).

Aunque la fibromialgia es definida por sus características musculoesqueléticas, desde hace algún tiempo se ha visto claramente que existe un gran número de otros síndromes sistémicos y locales que se producen comúnmente en las personas con esta enfermedad. Hay una coincidencia significativa entre la fibromialgia y otras enfermedades sistémicas, tales como fatiga crónica, trastornos somatoformos , y otras entidades como el Síndrome del Golfo Pérsico. Ejemplos de la estrecha relacion que existe entre órganos específicos de las condiciones de tensión y la migraña incluyen dolores de cabeza, síndrome de colon irritable, disfunciones temporomandibulares, dolor no cardiaco en el pecho, síndrome de dolor miofascial, y una variedad de síndromes genitourinarios.
Estas enfermedades se producen con más frecuencia en mujeres, y puede ser desencadenada o agravada por una variedad de estrés, incluidos traumas físicos, estimulación inmunitaria, y la tensión emocional.
Hay varias líneas de pruebas que sugieren que este dolor y fatiga crónica son condiciones que pueden compartir mecanismos patogénicos comunes, y que en lugar de ser enfermedades separadas , estas entidades son parte de un espectro más amplio . A este respecto, existen varias áreas prometedoras en la investigación de estas condiciones, en particular la hipótesis de que existe una fuerte predisposición familiar a desarrollar estas condiciones, y que los síntomas son causados por aberraciones de los diversos componentes del sistema nervioso central. En consecuencia, existen varios tipos de tratamiento que han demostrado ser eficaces para este espectro de condiciones, incluyendo dosis bajas de los compuestos tricíclicos, el ejercicio aeróbico, y la terapia cognitivo conductual.
Dr.Daniel Clauw


Depresión, dolor crónico y absentismo laboral

Un estudio relaciona estas tres variables, Depresión, dolor crónico y absentismo laboral, ha sido realizado con una amplia muestra de población (9238154 participantes) y quizás los resultados podrían sosprender a más de uno.

Edición y traducción| Fibromialgia.nom.es 15-11-2007

Absentismo laboral; El papel de la depresión y el dolor crónico : Resultados de un sondeo nacional desde el punto de vista epidemiológico.

Artículos Originales
Diario Médico de medioambiente y trabajo. 49 (11) :1206 - 1211, de noviembre de 2007.
Munce, Sarah PE MSc; Stansfeld, Stephen A. FRCPsych, PhD; Blackmore, Emma Robertson PhD; Stewart,Donna E. MD, FRCPC

Resumen:
Objetivo: Este estudio examinó si la depresión está asociada con el absentismo laboral en una muestra de personas con dolor crónico.

Métodos: Los datos fueron obtenidos de la Canadian Community Health Survey del ciclo de 1,2. Variables clave; son el dolor crónico, en grupos de pacientes con fibromialgia, artritis /reumatismo, problemas de espalda, migraña y dolores de cabeza, absentismo y depresión. La muestra consta de 9238154 individuos que informaron de al menos una condición de dolor crónico y se ausentaron de su trabajo en la semana anterior a causa de enfermedad o discapacidad.

Resultados: El 19% de los individuos que se ausentaron cumplian con criterios de depresión mayor frente al 7,9% que cumplen dichos criterios y no se ausentaron.La condición de depresión mayor representa un triple riesgo de absentismo. Otros factores de riesgo son; edad joven, mayores ingresos y mayor grado de nivel académico.
Conclusión; La depresión mayor asociada al dolor crónico representa una alta discapacidad en el mundo laboral.

Colegio Americano de Medicina laboral y medioambiental
(C) 2007The el American College of Occupational and Environmental Medicine.

Fibromialgia y salud dental

Este mes de Noviembre ha visto la luz un informe sobre Fibromialgia y salud dental; algo que entre los afectados de Fibromialgia es una verdadera incógnita ya que son múltiples problemas los que se manifiestan a este nivel e incluso un deterioro muy rápido en las piezas dentales en algunos casos, este informe abarca estos aspectos y consejos para profesionales de esta especialidad.

Edición y traducción |Fibromialgia.nom.es 15-11-2007


Fibromialgia: Una actualización para los profesionales del cuidado de la salud oral.
R Balasubramaniam, Laudenbach JM, Stoopler ET.

Departamento de Medicina Oral de la Escuela Dental de Medicina (Universidad de Pennsylvania, Filadelfia, PA, EE.UU..)
Rbalasub@dental.upenn.edu


La fibromialgia (FM) es un síndrome caracterizado por dolor crónico generalizado, rigidez, sueño no reparador, fatiga, y condiciones comorbidas. La enfermedad de Fibromialgia ha sufrido un importante cambio en el manejo de la enfermedad en estos últimos años. Ya no es considerada un trastorno musculoesquelético en sí, sino que representa uno de los extremos de un espectro de trastornos caracterizados por dolor crónico generalizado. Por lo tanto, los profesionales de servicios de salud bucal pueden ser los primero en reconocer los signos y síntomas de este complejo trastorno y con frecuencia pueden ser consultados para el manejo de los pacientes de fibromialgia. En este articulo médico se examina la actualización de la epidemiología, la clasificación, la etiología y fisiopatología, clínica, y los avances terapéuticos en la FM. Este articulo también pone de relieve las cuestiones importantes para el prosional del cuidado de la salud oral, incluyendo manifestaciones orofaciales y consejos sobre salud dental para los pacientes con FM.

PMID: 17964475 [PubMed - en proceso]

Acceso al articulo para profesionales (documento de pago)


Entradas populares