Fibromialgia ¿que vas a encontrar?

Sitio dedicado a los enfermos de fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple.
Desde el 2011 este sitio albergará posts de opinión como se vive estas enfermedades.Información medica y actualidad sobre fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple en www.fibromialgia.nom.es

La invalidez en Fibromialgia no se puede fingir

Esto es lo que opina el Dr.José Miguel Aramburu, en una entrevista concedida a Diario sur manifiesta "En cuanto a la posibilidad de que haya personas que se informen de los síntomas y traten de fingirlos para poder cobrar una pensión por invalidez, lo cierto es que con los protocolos médicos establecidos y el férreo control legal es prácticamente imposible. Así, las asociaciones de afectados se han volcado en los últimos años en lograr incapacidades laborales para quienes padecen esta dolencia, que, de momento, no tiene cura y cuyo tratamiento se limita a aliviar los dolores con analgésicos y relajantes musculares"
Podeis visualizar la entrevista entera en Diario Sur

Actualidad en Fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y Síndrome químico Múltiple.

Francisca Gutiérrez acudió este viernes al Paraninfo de la Universidad de Alicante para recoger personalmente la medalla que el Rectorado concede a todos los que se jubilan cada año. Sin pretenderlo, Francisca se convirtió en la protagonista de la apertura oficial del curso de la UA, ya que la enfermedad que padece ha obligado a tomar escrictas medidas en el recinto y entre los asistentes. El salón de actos ha sido oxigenado y los asistentes acudieron sin maquillaje ni colonia para no perjudicar la salud de Francisca, que sufre una sensibilidad química múltiple, fibromialgia severa y síndrome de fatiga crónica severa.

Francisca, que ha trabajado en el Campus los últimos 15 años, se prejubila de forma forzosa como consecuencia de su dolencia. La Universidad de Alicante ha hecho un esfuerzo para que la trabajadora pudiera recoger, como cualquier otro empleado, la medalla que el Rectorado otorga a todos los que se jubilan cada año.Aquejada de una sensibilidad química múltiple, fibromialgia severa y síndrome de fatica crónica, Francisca acudió al campus con una mascarilla y acompañada por otro enfermo de las mismas características para sensibilizar a la sociedad de su dolencia.

Sensibilida química múltiple en Alicante

Hablamos sobre Sensibilida Química múltiple.......
Edición Fibromialgia.nom.es
Fuente Informacion.es » Alicante

Con la cara lavada


El Rectorado limpia el Paraninfo con bicarbonato y recomienda ir a la apertura del curso sin perfume ni maquillaje para evitar riesgos de salud a una trabajadora enferma que recogerá su medalla de jubilación
En el acto de apertura del curso universitario que se celebra mañana en el Paraninfo se va a respirar un aire inusitadamente oxigenado . El Rectorado ha adoptado medidas extraordinarias de ventilación y limpieza para que una trabajadora del Campus que padece síndrome de sensibilidad química múltiple - cualquier tóxico le afecta gravemente - recoja su medalla de jubilación con el mínimo riesgo para su salud . Además se recomienda a los asistentes - Font de Mora ha confirmado que viene - que no usen perfume ni maquillaje ese día.
Sin pretenderlo, se ha convertido en la protagonista de la apertura oficial del curso en la Universidad que mañana se celebra en el Paraninfo. Francisca Gutiérrez ha trabajado en el Campus los últimos 15 años y se prejubila forzosamente como consecuencia de su enfermedad - tiene diagnosticada una sensibilidad química múltiple, además de fibromialgia severa y síndrome de fatiga crónica severa - pero como desea recoger personalmente la medalla que el Rectorado concede a todos los que se jubilan cada año hay que minimizar los riesgos para su salud y se han adoptado medidas extraordinarias de oxigenación tanto en el salón de actos como con respecto a los que asistan: «Me hace mucha ilusión ver a gente que me quiere y acudiré con una mascarilla. Además estaré cerca de la puerta porque nunca sabes cómo te vas a encontrar de un día para otro - declaró ayer a este diario - pero también creo que la Universidad debe tomar conciencia porque forma a la sociedad futura y la salud es el primer patrimonio de todo ser humano». Lo dice alguien que se ha visto obligada a perder todo contacto con la sociedad a consecuencia de su enfermedad: «Lo que más duele es la incomprensión y el aislamiento», dice. Extraordinariamente sensible a cualquier producto tóxico, ha tenido que cambiar el mobiliario de su casa para evitar maderas tratadas y lo ha puesto todo de cristal y metálico, no tolera ningún tipo de cosmético perfumado a su alrededor y también ha cambiado el vestuario por ropa de algodón que lava con bicarbonato para que no desprenda olor. «Primero pierdes la salud, a continuación el trabajo, las amistades e incluso es difícil con la familia, además de que te cuesta mucho dinero porque la afección química múltiple no está recogida por la Sanidad pública». El caso es que acudirá a recoger su medalla y aunque inicialmente el Rectorado le propuso que fuera otra persona en su lugar o bien ella misma otro día al despacho del rector, la denuncia de los hechos por CC OO ha dado la vuelta a la situación y ayer mismo el Consejo de Dirección del Campus decidía ponerse manos a la obra para cumplir los deseos de Francisca. La limpieza del salón de actos se hará con agua, vinagre, bicarbonato y limón. Los elementos de madera, con aceite y limón. No habrá alfombras y los baños se limpiarán con vapor de agua caliente al igual que las cortinas, el escenario y la tapicería. El vicerrector Vicente Montiel recuerda que con ocasión de un congreso sobre riesgos químicos celebrado en el Paraninfo también se tomaron medidas similares porque acudió gente con la misma afección que Francisca. «La Universidad es sensible y puede hacer este esfuerzo», dijo. Se evitará fumigar los alrededores del Paraninfo y todo el día de hoy, previo a la celebración del acto, estará en marcha la climatización para renovar el aire. Francisca dice que su diagnóstico «fue devastador» pero que al menos «vi que no estaba loca» porque estaba considerada una histérica incluso por los médicos.

Nota de la redacción.- Debemos a Francisca que en el programa "Saber vivir" se le haya dado otro enfoque a la enfermedad de Fibromialgia, en un especial de este programa hace dos o tres años se trató nuestra enfermedad y en él se no se le dió un enfoque con todo el rigor que merece nuestra enfermedad. Depués de convversaciones con Manuel Torre Iglesias arrancó el compromiso de tratar el tema como se debiera y este útimo programa de este año en el que se contó con la colaboración del Dr. Manuel Martinez Lavín ha sido fruto de aquellas conversaciones. Desde aqui reconocer y agradecer el trabajo de tantas personas anónimas como Francisaca que hacen posible que se den grandes pasos como estos.




















Manuel Martínez Lavín;último entrevista sobre fibromialgia

Edición Fibromialgia.nom.es
Fuente Consumer.es
«La frecuencia cardiaca discrimina a los pacientes con fibromialgia»
Es uno de los autores más citados en la bibliografía internacional con respecto a una enfermedad actual y poco conocida: la fibromialgia. Mexicano de origen y formado como reumatólogo en EE.UU., fue en este último país donde Martínez Lavín acuñó el término fibromialgia, junto al equipo de Philip S. Hench (Clínica Mayo, Rochester), refiriéndose a un reumatismo no articular detectado sobre todo en mujeres. De regreso a México, investigó con profusión la participación del sistema nervioso autónomo en la fisiopatología de la fibromialgia. Martínez Lavín visitó España hace escasas semanas, a propósito de un encuentro nacional de reumatología en Granada, y aprovechó para poner al día a los especialistas sobre «una enfermedad cada vez mejor caracterizada, que sigue guardando importantes misterios».

Autor: JORDI MONTANER Fecha de publicación: 24 de septiembre de 2007
Usted es reumatólogo, pero se encuentra investigando el sistema nervioso en un instituto de cardiología. ¿Dónde ubicamos la enfermedad?

La fibromialgia es un trastorno muy común que afecta a cerca del 2% de la población general. Pensamos que se origina por un mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo, encargado de controlar la mayor parte de funciones fisiológicas que llevamos a cabo los animales. Lo hace, además, sin que experimentemos ningún control consciente, ajeno a nuestra propia voluntad, y de ahí su consideración de autónomo.

¿Podría explicármelo?

La presión arterial, la frecuencia del pulso cardiaco o el ritmo de la respiración son algunas de las funciones del sistema, que incluye una serie de nervios llamados simpáticos que operan a partir de la producción de adrenalina. Como contrapartida, el sistema autónomo dispone de otros nervios, los parasimpáticos, que actúan como antagonistas de la actividad simpática y regulan procesos que requieren cierta quietud, como el sueño o la digestión. Llegué a la conclusión de que la fibromialgia, una enfermedad de identificación reumatológica, guardaba mucha relación con la actividad de los nervios simpáticos (ámbito neurológico), cuya mejor caracterización consiste en la monitorización del ritmo cardiaco (cardiología).

Para complicar más las cosas la producción de adrenalina incumbe al ámbito de la psiquiatría.

En realidad, el sistema nervioso autónomo actúa como una 'interfaz' de la mente en el cuerpo. Consigue que muchas emociones de ternura, pánico, tristeza o ira se traduzcan en reacciones fisiológicas y causen temblores, movimientos bruscos, palidez, dilatación de las pupilas o taquicardia. En el laboratorio en que actualmente me encuentro trabajando he podido demostrar que un análisis pormenorizado de la variabilidad de la frecuencia cardiaca permite discriminar a los pacientes con fibromialgia de quienes no padecen esta enfermedad. Sin embargo, no es un reflejo consciente. Los pacientes con fibromialgia presentan una hiperactividad del sistema nervioso simpático más acusada durante las horas de sueño.

El síntoma más preocupante de la fibromialgia es el dolor.

En efecto, pero no el único. Aparecen con frecuencia hormigueos en las extremidades, trastornos abdominales, una necesidad obstinada de evacuar orina, ansiedad y depresión.

¿Es el reumatólogo el profesional más indicado para tratar la fibromialgia?

Soy de la opinión de que nos hallamos ante una enfermedad genuinamente neurológica. Sin embargo, el reumatólogo va a ser en numerosas ocasiones quien diagnostique la enfermedad a partir de un dolor muscular en las extremidades que tiene mucho en común con otras dolencias reumáticas.

Se impone un acometimiento multidisciplinario de la enfermedad.

Cuando el paciente desarrolla una actitud combativa y asume un deseo de mejorar aumenta enormemente su calidad de vida
Ciertamente. La fibromialgia es un paradigma de algo cada vez más cierto en medicina: todas las enfermedades crónicas poseen tanto un componente físico como mental, sobre todo aquellas enfermedades, como los reumatismos, en las que el dolor es un factor indisociable.

Cuando era pequeño y me negaba a ir a la escuela porque me dolían las tripas, me decían que era cuento y me obligaban a despabilar...

El dolor siempre será una sensación subjetiva y privada, pero los neurotransmisores del dolor aparecen en concentración muy elevada en el líquido cefalorraquídeo de las pacientes (puesto que casi siempre se trata de mujeres) con fibromialgia.

Entonces se puede demostrar.

Sí. Y por otro lado, la enfermedad empeora -y de qué manera- cuando no somos capaces de empatizar con la paciente. Ésta percibe que nadie la comprende, se sume en una actitud de amargura y desesperación y la enfermedad empeora. Por el contrario, cuando desarrolla una actitud combativa y asume un deseo de mejorar aumenta enormemente su calidad de vida.

Pero el dolor es difícil de lidiar.

La sensación de dolor suele subrayar que algo no anda bien en el organismo. Un cólico puede ser síntoma de un conflicto, pero el dolor neuropático se produce por una alteración intrínseca y específica de los nervios transmisores del dolor, que en el caso de la fibromialgia aparecen incesantemente irritados y transmiten un tipo de dolor que se acompaña de otras sensaciones desagradables: irritación, hormigueo e hipersensibilidad al tacto. Un simple abrazo o el uso de ropa muy ajustada pueden causar dolor al enfermo de fibromialgia.

¿Por qué vía interviene la adrenalina en el origen de este dolor neuropático?

En circunstancias normales, la adrenalina no está implicada en las reacciones de dolor. No obstante, se ha descrito que una liberación incontrolada de adrenalina puede acabar irritando los terminales nerviosos del dolor, de forma que se 'averían' de forma permanente.

¿Intervienen los genes?

La fibromialgia tiene un componente genético importante, como sucede por otra parte en la gran mayoría de las enfermedades reumáticas. En este sentido, los descendientes de afectados con fibromialgia podrían llegar a triplicar las posibilidades de padecer, en un futuro, la enfermedad. El equipo liderado por Vargas-Alcorcón ha llevado a cabo recientemente un estudio de distribución en porcentaje de haplotipos (constitución genética de un cromosoma individual) en pacientes con fibromialgia y controles sanos de España y Méjico. Curiosamente, los cuatro haplotipos identificados (ACCG, ATCA, GCGG y GTGA) están mucho más presentes en pacientes y controles españoles que en mexicanos. Ningún mexicano, por ejemplo, expresó en el estudio un haplotipo GTCA.

¿Cómo se trata a los pacientes?

Ante todo, con comprensión y sensibilidad. Clínicamente, deberemos centrarnos en un acometimiento integral, prodigando ejercicios físicos que disminuyan el tono simpático (son muy beneficiosas algunas técnicas orientales como el yoga o el tai-chi), desarrollando recursos de aurorrelajación y también vigilando las dietas que incorporen al organismo sustancias análogas a la adrenalina (hormonas de la carne o la leche).

En la actualidad no existe ningún tratamiento específicamente aprobado para la fibromialgia, aunque varios fármacos antidepresivos, anticonvulsivos, analgésicos e hipnóticos hayan demostrado en estudios preliminares una cierta eficacia para el control y la paliación de los diversos síntomas de esta enfermedad. Aún así, se calcula que sólo el 30% de los pacientes responde de forma satisfactoria a tales tratamientos.

¿Qué futuro aguarda a la enfermedad?

Seguimos inmersos en un duro trabajo por afianzar mejor el reconocimiento clínico de la enfermedad. Poco a poco vamos desgranando factores etiopatogénicos clave, como la presencia de un estado hiperadrenérgico, hiperactividad simpática, deterioro de la médula espinal e hiporreactividad. A la hora de tratar, los intentos de plasmar una terapia reduccionista han fallado. Son tan múltiples los síntomas que resulta imposible controlar la enfermedad por la vía sintomática; la ecuación de una pastilla para cada síntoma que aparezca no está dando buenos resultados.

¿Qué funciona mejor con estos pacientes?

Sé que uno no espera este tipo de comentarios por parte de un investigador clínico, pero la medicina llamada holística da resultados más satisfactorios que la galénica convencional. Se trata de armonizar el principal sistema adaptativo de estos enfermos, que es muy complejo, mediante terapia en grupo, terapia cognitivo-conductual, ejercicio aeróbicos, disciplinas orientales de relajación y ejercicios respiratorios.

MODULADORES DE NEUROTRANSMISIÓN
El escepticismo de Manuel Martínez Lavín frente a los tratamientos farmacológicos para la fibromialgia contrastó, en el encuentro de la Sociedad Española de Reumatología (SER) de Granada, con el flamante anuncio de un nuevo grupo de fármacos moduladores de la neurotransmisión cerebral. Estos fármacos han sido ya sometidos a distintos ensayos clínicos y aguardan tan sólo un análisis de resultados, para poder ser aprobados por las agencias internacionales del medicamento con una indicación específica para el tratamiento de la fibromialgia.

Según el coordinador del Comité de Asuntos Científicos de la SER, Javier Rivera (Hospital Universitario Gregorio Marañón, Madrid), «se calcula que estos tratamientos estarán disponibles para los pacientes en uno o dos años, y supondrán un avance importante en el tratamiento actual de la enfermedad, ya que se calcula que un 60% de los enfermos podría responder adecuadamente». La fibromialgia no es precisamente una enfermedad menor, por poco conocida. Afecta a casi un millón de personas en España y se caracteriza por un dolor músculoesquelético generalizado y difícil de valorar, puesto que el paciente percibe como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son.

Se acompaña asimismo de trastornos en el sueño, jaquecas y malestar general. En los últimos años se ha advertido un incremento importante de esta enfermedad entre la población, gracias a un perfeccionamiento de las técnicas diagnósticas, una mayor conciencia social de los pacientes y un estilo de vida cada vez más estresante, factor que contribuye al empeoramiento sintomático de la fibromialgia. La enfermedad se ha solapado muchas veces bajo un inexacto síndrome de la fatiga crónica, algo que ha despistado a médicos y pacientes, cuya vida laboral puede haber quedado resentida.

A lo largo de la historia más reciente, recuerda Rivera, ha habido médicos que han atribuido cuadros de fibromialgia a exageraciones motivadas por la vagancia y la apatía, lo que sólo ha contribuido a agravar los problemas psicológicos del enfermo. ¿Patria picaresca? Sólo el 11,5% de los españoles con fibromialgia tiene reconocida una incapacidad laboral, frente al 25% de otros países europeos de nuestro entorno. «Esto origina que muchos pacientes soliciten la baja por causa de otras enfermedades concomitantes, lo que desfigura la realidad epidemiológica de este trastorno».





Duloxetina y otros antidepresivos en el tratamiento de pacientes con Fibromialgia

Edición Fibromialgia.nom.es
Fuente blackweel-sinergy Publicado en esta revista en Septiembre del 2007
Duloxetine and Other Antidepressants in the Treatment of Patients with Fibromyalgia

Lesley M. Arnold, MDWomen’s Health Research Program, University of Cincinnati College of Medicine, Cincinnati, Ohio, USA
Lesley M. Arnold, MD, 222 Piedmont Avenue, Suite 8200, Cincinnati, OH 45219, USA. Tel: 513-475-8110; Fax: 513-475-8116; E-mail: lesley.arnold@uc.edu.
Puedes traducir el articulo con el traductor automático de la izquierda

ABSTRACT

Objective. To review the use of duloxetine, a new selective serotonin and norepinephrine reuptake inhibitor (SNRI), and other antidepressants in the treatment of patients with fibromyalgia.

Design. Two randomized, placebo-controlled, double-blind, parallel-group, 12-week trials of duloxetine in the treatment of fibromyalgia were reviewed. Other published, randomized, placebo-controlled, double-blind trials, and meta-analyses of antidepressant treatment of fibromyalgia were identified by a PubMed search that was augmented by reference cross-check.

Results. Duloxetine has been shown to be an effective and safe treatment for many of the symptoms associated with fibromyalgia, particularly for women. Other selective SNRIs also show promise in the treatment of fibromyalgia. Until recently, tricyclic agents that have serotonin and norepinephrine reuptake inhibitory activity had been the most commonly studied group of antidepressants, and they are effective in treating pain and other symptoms associated with fibromyalgia, although their use may be limited by safety and tolerability concerns. There are few randomized, controlled studies of selective serotonin reuptake inhibitors in fibromyalgia, and the results have been mixed.

Conclusions. Antidepressants play an important role in the treatment of patients with fibromyalgia. Agents with dual effects on serotonin and norepinephrine appear to have more consistent benefits than selective serotonin antidepressants for the treatment of persistent pain associated with fibromyalgia.





"El optimismo es aprendido"

Edición Fibromialgia.nom.es
Fuente Intramed
"El optimismo es aprendido –asegura Andrés López Pell, psicólogo, director de la Fundación para la Salud y la Educación (Funsaled) y autor de investigaciones sobre el tema–. Por lo tanto, se mejora a través de distintos recursos, entre ellos, la psicoterapia. Se puede traer un bagaje genético que marque una tendencia o la influencia de aspectos de crianza, pero todo es modificable. El optimismo no es ingenuidad ni fantasía: es un conjunto de expectativas respecto del futuro que nos permite interpretar verazmente la realidad. Si la canoa se está hundiendo, se está hundiendo. El punto es no llorar, sino intentar nadar (o aplicar otro recurso, que siempre existen) para ponerse a salvo."

Hugo Hirsch, director del Centro Privado de Psicoterapias (CPP), dice que ver el vaso medio lleno o medio vacío no es otra cosa que un hábito, y que un hábito es algo que podemos cambiar. "Se puede aprender a ver lo positivo de cada situación –dice Hirsch, un psicoterapeuta de larga trayectoria–. Hay personas que lo logran más fácilmente que otras; existen aquellos que lo hacen naturalmente, pero todos podemos entrenarlo por medio de distintos métodos, por ejemplo, la autoconciencia y el autoconocimiento, aprendiendo a identificar pensamientos negativos y cuestionándolos. Si tenemos en claro la propensión hacia el pensamiento negativo, somos conscientes de la dificultad para ver lo positivo. Es un buen inicio."

La búsqueda del bienestar (o de la felicidad) es una meta que parece haber nacido con el ser humano. Tema filosófico por excelencia –desde los griegos, primer escalón reflexivo de la cultura occidental, distintas escuelas y corrientes sumaron aportes sobre el tema–, su status científico fue sin embargo bastante relegado: hasta podría decirse que ciertas disciplinas arrojaron la propensión humana al bienestar o la felicidad a la estantería de los temas menores.

Beatriz Vera Poseck, licenciada en psicología por la Universidad Complutense de Madrid, escribe que durante muchos años la psicología se centró exclusivamente en el estudio de la patología y las debilidades del ser humano, y que esta perspectiva la convirtió en algo así como una "ciencia de la victimología", como si el estudio de la "parte positiva" de la existencia humana no tuviera (casi) sentido.

Sin embargo, cuando, en 1998, asumió como presidente de la Asociación Americana de Psicología, el psicólogo estadounidense Martin E. P. Seligman, nacido el 12 de agosto de 1942 en Albany, dio un contundente giro al estado de las cosas. Nacía así la psicología positiva.

Un golpe de timón

"Después de 25 años de estudiar la depresión, Seligman dijo basta –explica Hugo Hirsch–. Entonces comenzó a preguntarse por qué había muchos que, en lugar de deprimirse, eran o intentaban ser felices. Advirtió que desde fines de la Segunda Guerra Mundial, o quizás antes, todas las disciplinas vinculadas con la salud mental se habían ocupado únicamente de lo que andaba mal, de recuperar lo roto, por decirlo de alguna manera, pero poco y nada se había investigado para trabajar con lo bueno."
Un articulo muy interesante os aconsejo su lectura desde el principio hasta el final, es extenso pero lo podeis imprimir y leerlo poco a poco para quien la enfermedad le ha mermado la capacidad de atención.

Más testimonios de Angels Mestre

Edición Fibromialgia.nom.es
Un caso de fibromialgia

María Ángeles Mestres, de 52 años, descubrió la reflejoterapia hace cuatro años a través de la Asociación Catalana de Fibromialgia, que propuso a sus asociadas realizar una prueba experimental con diferentes técnicas de medicina alternativa. Hacía tiempo que Mª Ángeles padecía insomnio, frecuentes ataques de ansiedad y fuertes dolores musculares y articulares, que le dificultaban su rutina.
«Comencé a hacer reflejoterapia con un monje de la orden de los capuchinos que conocía la técnica. Iba una vez por semana y recuerdo que en cada sesión, en la que el tratamiento se completaba con una charla, experimentaba una liberación de emociones importante y sentía que el dolor de todo mi cuerpo descendía dos o tres puntos. Con el tiempo el monje me derivó a una amiga suya enfermera que tenía más conocimientos en reflejoterapia y ésta me adentró en la medicina natural», explica Mª Ángeles, quien tras esta segunda ronda de sesiones comenzó a encontrarse mucho mejor. «Iba periódicamente cada quince días, luego pasé a hacerlo una vez por semana y hace un año decidí dejarlo porque me sentía prácticamente curada, pero mi hijo tuvo un problema de salud y me dijeron que enfrente de casa había un buen especialista en reflejoterapia, Joaquín Muñoz, así que acudimos y nos tratamos los dos, porque yo seguía con unos dolorcillos que no se acababan de ir».
Mª Ángeles comenta que ahora hace una sesión cada quince días, como tratamiento de mantenimiento, y afirma que se siente curada y que la reflejoterapia le ha ayudado mucho a paliar el dolor y también a relajarse. Además, reconoce que el hecho de modificar su dieta (ahora sigue una alimentación macrobiótica) y de indagar en las raíces de su enfermedad le han servido para entender la fibromialgia y afrontar los retos que ésta le presenta. «El hecho de saber que esta enfermedad puede esconder una gran falta de amor que se remonta a mi nacimiento y a mi infancia y que seguramente obedece a la ira y al orgullo reprimidos por no hacer lo que yo deseaba hacer, sino lo que agradaba a los demás, me ha dado muchas claves para mi curación», apunta Mª Ángeles.

Tratamiento farmacológico de la fibromialgia

Edición Fibromialgia.nom.es
Fuente Clinica y terapia. Dolor; Revista mexicana de algologia
VOL. V / No. 3 / MARZO-ABRIL / 2007
Autores: Angélica H. Peña Ayala, reumatóloga e investigadora del Departamento de Reumatología del Instituto Nacional de Rehabilitación y Rolando Espinosa Morales, médico internista, reumatólogo y jefe del Departamento de Reumatología del Instituto Nacional de Rehabilitación.(México)

Tratamiento farmacológico de la fibromialgia

Como parte de un plan integral para el manejo de la FM se utilizan fármacos. El objetivo del tratamiento es el alivio sintomático, no la cura de la enfermedad. Los pacientes deben ser plenamente informados sobre las distintas modalidades de terapia existentes con el fin de ajustar un plan terapéutico personalizado dentro de lo posible. Por otra parte, la fatiga y los trastornos de sueño que caracterizan al padecimiento hacen sensibles a las personas a los efectos de resaca de los agentes sedantes. No obstante, el éxito en el tratamiento farmacológico puede conseguirse comenzando con dosis muy bajas, para luego ir incrementándolas hasta lograr el efecto terapéutico deseado, o bien, hasta que aparezcan efectos secundarios inaceptables. El dolor de la FM posee componentes tanto sensitivos como afectivos, y la terapia exitosa debe abordar ambos aspectos.

• Analgésicos simples. El paracetamol es uno de los medicamentos más utilizados por las personas con FM, aunque su eficacia es moderada como monoterapia; los AINE son superiores para mejorar el dolor de estos pacientes. La satisfacción global (eficacia y efectos secundarios) con los AINE es de 63.7%, mientras que con el paracetamol es de 15.9%. Los individuos con sintomatología severa no responden a los analgésicos simples y requieren, por lo tanto, intervenciones más agresivas.
• Analgésicos de acción central. El tramadol, un agonista opioide débil, posee acciones serotoninérgicas y noradrenérgicas, con un resultado eficaz en personas con FM y dolor de ligero a moderado. Inicialmente debe administrarse a dosis bajas, con incrementos graduales y lentos para evitar náuseas y mareos, que generalmente se asocian a dosis más altas. Un ensayo clínico reciente realizado por Bennet y sus colaboradores reporta mejoría del dolor en pacientes tratados mediante una combinación de 37.5 mg y 325 mg de paracetamol vs. placebo, aunque esta mejoría fue evaluada en un periodo corto de tiempo, por lo que requiere estudios con seguimiento a largo plazo.

La utilización de opioides en el manejo del dolor no neoplásico, incluyendo esta enfermedad, es controvertido; no obstante, pese a la falta de ensayos clínicos, estos agentes son de amplio uso y aparentemente generan pocas dificultades relacionadas con prácticas de abuso auténticas. Sin embargo, en caso de elegir opioides es importante evaluar la presencia de factores de riesgo de adicción, incluidos problemas previos con sustancias ilegales y agentes formadores de hábito como las benzodiacepinas, antecedentes de alcoholismo o historia familiar de adicción. En ausencia de tales elementos de riesgo y tras una consulta detallada con los pacientes acerca de los riesgos materiales y beneficios de los opioides, deberá ser decisión tanto del médico como del paciente recurrir a éstos para el tratamiento del dolor refractario.

Finalmente, se deberá elegir entre agentes de acción corta o larga. Las sustancias de acción corta pueden administrarse 30 minutos antes de una sesión de ejercicio u otras actividades físicas o en respuesta al dolor. Gracias a los avances en el entendimiento de los mecanismos fisiológicos y patológicos de la transmisión del dolor, se han podido identificar otros blancos a nivel del sistema nervioso central. Un grupo sueco fue capaz de eliminar el dolor durante un tiempo prolongado infundiendo ketamina, un antagonista de los receptores del N-metil-D-aspartato (NMDA). En un modelo experimental de dolor muscular inducido por solución salina hipertónica intramuscular, la ketamina redujo en forma significativa la intensidad y el tamaño del campo de dolor referido. Posteriormente, Clark y Bennett mejoraron el dolor en un subconjunto de individuos con FM empleando dosis altas de un bloqueante NMDA por vía oral, el dextrometorfano, aunque con efectos secundarios inaceptables a nivel del sistema nervioso central en una proporción sustancial de pacientes.

El ondansetrón, un antagonista de los receptores tipo 3 de la 5-hidroxitriptamina, también demostró eficacia en un pequeño estudio preliminar. A medida que se profundiza en el conocimiento de esta patología surgen nuevas alternativas terapéuticas, muchas de ellas consideradas aún de futuro, como las mencionadas, y otras con resultados esperanzadores, como y-hidroributirato, oxitriptán, antagonistas de receptor D2-dopamina (pramipexole), aunque están sujetas a investigaciones a más largo plazo. Colman y sus colaboradores publicaron recientemente un estudio con pramipexole versus placebo a 14 semanas, con disminución del dolor valorado por medio de una escala visual análoga hasta de 36 vs. 9% en el grupo placebo; también se obtuvo mejoría en cuanto a fatiga, función y estatus global, con buena seguridad y tolerancia.

Un elemento importante de la terapia analgésica es la administración de antidepresivos tricíclicos con acción analgésica. Se ha demostrado que tienen un efecto benéfico en la mayoría de los síntomas de la FM, aunque en diferentes grados; es más evidente para el dolor y sólo reporta mejoría de leve a moderada para fatiga e insomnio. Se ha detectado que los inhibidores de la recaptura de serotonina, en particular aquellos que poseen un componente noradrenérgico (venlafaxina, nefazodona, bupropión), parecen ser más eficaces. Estas sustancias contrarrestan la fatiga, que sigue siendo el síntoma más difícil de tratar farmacológicamente. Los agentes antiepilépticos tales como la gabapentina, topiramato, pregabalina pueden reducir el dolor en la fibromialgia. La pregabalina, específicamente a una dosis de 450 mg/día, es efectiva para reducir la sintomatología dolorosa, los trastornos del sueño y la fatiga en comparación con placebo (con una adecuada tolerancia).




Mª Angels Mestre; ex-fibromialgica. "El cuerpo grita que hay que cambiar algo"

Introducción al articulo.- Lo había leido y sinceramente no me he sentido para nada identificada, no quería publicarlo os soy sincera porque más que una puerta a la esperanza me ha parecido un
desprecio a todo el colectivo de enfermos...asegurar, aseverar que nosotros tenemos en nuestras manos la "curación" mediante cambios en la forma de afrontar la vida es algo demasiado banal y trivial cuando hay cientos de expertos en el mundo que están investigando los origenes y causas de nuestra enfermedad.
Que existen evidencias cientificas; estudios que marcan un origen en nuestra enfermedad, que abogan por una enfermedad multifactorial y compleja esto es la realidad de nuestra enfermedad... Que en nuestra enfermedad no hay una tasa más alta de depresión que otra enfermedad reumática crónica...esto son realidades tangibles demostrads mediante estudios.
Que se nos cuente que sobrellevar situaciones que no nos gustan y que todos tenemos que asumir en algún momento de nuestra vida es motivo para enfermar... entonces no entiendo porque somos sólo un 4% de enfermos de fibromialgia.
No entiendo ciertas actitudes hacia nuestra enfermedad y esta es una de ellas..."aligerar", "tapar", "negar" una realidad no va a hacer que desparezca sino crear más mal estado en un colectivo que está cansado de que no se le tome en serio.
Dejarme que os dé un consejo; no sintais impotencia leerlo, informaros y tener en cuenta que es uno más de tantos que tendremos la oportunidad de seguir viendo a lo largo del tiempo.

Carmen Martín
M. ÀNGELS MESTRE · EX FIBROMIÁLGICA
"El cuerpo grita que hay que cambiar algo"
VÍCTOR-M. AMELA - 20/09/2007
Tengo 59 años: ¡estoy muy contenta con mi edad! Nací y vivo en Barcelona. Fui arquitecta, pero ahora imparto talleres de filosofía práctica. Estoy casada y tengo dos hijos, Anna (33) y Ferran (31), y una nieta, Maria (3). Soy apolítica. ¿Dios? Somos todos nosotros: con autoconocimiento, lo descubres. He sido fibromiálgica y he sanado

- ¿Qué es la fibromialgia? - Una enfermedad con síntomas como dolores musculares, articulares y vertebrales, cefaleas, colon irritable, insomnio, angustia, taquicardia. - Horroroso. - ¡Yo los tuve todos! Y fatiga crónica, que suele ser la primera fase en muchas mujeres. -
¿No se da en hombres? - El 92% de pacientes son mujeres. Y no encuentran alivio en ningún lado, y encima las llaman neurasténicas, histéricas, exageradas... Desesperadas, muchas caen en depresión. Y se dan muchos suicidios...
- ¿Qué hace la medicina ante este infierno? - Diagnostica la fibromialgia como dolencia crónica. - O sea, que no se cura. - Eso me dijeron a mí varios médicos. Y te recetan pastillas para aliviarte cada síntoma. Yo llegué a tomarme veinte pastillas al día...
- ¿Y qué tal? - Tantas sustancias químicas sintéticas me empeoraban, con sus efectos secundarios.
- ¿Y qué hizo usted? - Ya llevaba un año con dolores cuando me diagnosticaron fibromialgia, a finales del año 2000. Y comenzó un historial de tratamientos médicos y farmacológicos...
- ¿Con qué resultados? - Un año y medio después seguía tan mal que dejé de ir a trabajar al despacho. Desde casa seguí trabajando, y llevando la casa.
¿Eso le alivió? No. Una mañana no pude levantarme: ¡una parálisis me atenazaba ambas piernas! Durante tres días no pude moverme. Fue tan espantoso... que eso me salvó.
¿Qué quiere decir?
Que decidí que no quería seguir así.
Ya, pero ¿qué podía hacer usted?
Tomar yo las riendas. Dejar de esperar remedio de los demás. Dejar de ser una paciente: empecé a dirigir yo mi curación. Y hoy le digo que me considero curada. ¿No le duele nada?
Nada. Y no tomo fármaco alguno. Los médicos dicen que ahora soy una fibromiálgica "asintomática", sin síntomas. Se resisten a aceptar que esté curada... Otros médicos me hablan de "remisión espontánea", como sinónimo de "milagro". ¿Milagro? ¡Ja! ¿Ja? No hay milagro: he trabajado mucho para aprender sobre mi mal,comprenderlo..., y cambiarme a mí misma, corregir mi vieja estructura psíquica, que era dañina para mí.
- Debería explicarse... Sí, quiero ayudar a otras enfermas. Los médicos se enfadarán con usted... ¡Soy hija de médico, sobrina de médico y hermana de médico! Y ellos me han visto sufrir tanto, tanto... Se han sentido tan impotentes, que al\nverme y escucharme hoy no sólo no se enfadan: ¡están contentos por mí! ¿Qué es lo primero que debería saber una fibromiálgica? Que su cuerpo está gritándole que hay aspectos de su vida que le conviene cambiar.
¿Qué aspectos? mi vida yo había hecho cosas (y dejado de hacer otras) por\nagradar, por encajar, por ser reconocida... Y actuar en espera de aprobación externa es despreciar tu esencia. ¿Qué tiene que ver con la fibromialgia?
Esta enfermedad deriva de una retención de la acción, de no hacer lo\nque sientes, de reprimir emociones. No estás queriéndote: el cuerpoel conflicto, y se queja. Si así fuera, ¿qué habría que hacer? "
- ¿Eso le alivió? - No. Una mañana no pude levantarme: ¡una parálisis me atenazaba ambas piernas! Durante tres días no pude moverme. Fue tan espantoso... que eso me salvó. - ¿Qué quiere decir? - Que decidí que no quería seguir así. - Ya, pero ¿qué podía hacer usted? - Alinear pensamientos, emociones y acciones. Cuesta, y hay que ponerse a ello. Primer consejo: si piensas algo, ¡hazlo! Y si ves que no vas a hacerlo, ¡deja de pensarlo! Otro: esfuérzate en decir "no" sin sentir culpa.
- ¿Esto es algo que le cuesta más a la mujer que al hombre? - Sí, porque las mujeres hoy se autoexigen más, por ganar reconocimiento de un mundo masculino... Y por eso yo era una perfeccionista, autoexigente, rígida, orgullosa.
- ¿Y ahora? - Lo entendí y empecé a liberarme, y hoy soy condescendiente con los demás y consecuente conmigo (pienso, siento, actúo).
- ¿En qué se apoyó para este camino? - En tratamientos psicoemocionales, homeopatía, acupuntura, flores de Bach... En la digitopuntura (shiatsu).En la respiración y la meditación guiada. En la visualización. Y en una cuidada alimentación.
- ¿Qué tipo de alimentación? - Suprimí alimentos con conservantes, colorantes, espesantes y, sobre todo, con glutamato monosódico, un potenciador del sabor muy tóxico para mí. Deberíamos leer siempre las etiquetas...
- ¿Dejó de comer algo más? - Reduje gradualmente lácteos, grasas saturadas, harinas refinadas, azúcar, café...
- ¿Y qué come usted? - Alimentos biológicos y cocina macrobiótica. Harinas y cereales integrales. Legumbres. Semillas de sésamo, girasol y calabaza. Leche de arroz. Pescado blanco. Sal marina. Verduras frescas, pero las de raíz, y las blancas, y las redondas... Curé mi colon con sopas de miso, arroz integral y sésamo, ¡que te aporta el doble de calcio que la leche!
- ¿Qué alimentos ayudan más contra la fibromialgia? - El miso y el tofu, con proteínas muy digeribles. La ciruela umeboshi, antioxidante y antiséptica. La seta shiitake, un depósito de energía. El kuzu, almidón blanco que alivia la fatiga. Las algas kombu, wakame, arame e hiziki, que aportan más minerales que las verduras y tonifican los nervios...
¿Y recomienda algún ejercicio? Caminar y respirar.

El articulo acaba con la recomendación de la compra de un libro escrito por ella.


Investigaciones en curso sobre Fibromialgia

Edición| Fibromialgia.nom.es|
Fecha| 20 de Septiembre del 2007

Las investigaciones que se están llevando a cabo nos pueden dar una idea de que posibles causas pueden originar nuestras enfermedades; un dato a tener más en cuenta.
  • Estudio de la terapia meuromoduladora de baja frecuencia.
Este estudio está tratatando de determinar la eficacia de la terapia neuromoduladora ofrecida pro los servicios de Fralex PRIMA en el abordaje del dolor crónico musculo esquelético asociado a la enfermedad de Fibromialgia.

Total de personas que participan en el estudio; 200.
Comienzo del estudio en Marzo del 2007 y se espera su finalización en Diciembre del 2008.

Datos aportados por Fralex PRIMA , según sus estudios;
  • Reducción significativa del dolor entre el grupo afectado de la enfermedad, frente a grupo tratado con efecto placebo, con resultados del 30% al cabo de 12 semanas de tratamiento.
  • Otros beneficios observados; mejora de la calidad del sueño, recuperación de funciones físicas y reducción en la ingesta de fármacos para el tramiento del dolor.

Más info

Síndrome de Fátiga Crónica; Ultimas noticias.

Hace escasos días os comunicaba que se estaban recogiendo en titulares de diversos medios la noticia "Un virus estomacal es uno de los culpables del Síndrome de fátiga crónica" os dejo el enlace a quien no haya tenido oportunidad de leerlo.
Hoy os dejo el articulo original (en Ingles) de la investigación y sus conclusiones recogido en www.jclinpath.com

Ultimos datos en Cánada sobre prevalencia del Síndrome Químico múltiple, Fibromialgia y Síndrome de Fátiga Crónica

Enferemedades ambientales: intesificación de la lucha

Un último censo en Canadá indica que han sido diagnosticados un cinco por ciento de canadienses con fibromialgia y/o síndrome de fátiga crónica y/o Sindrome químico múltiple.
De éstos, han sido medicalmente diagnosticado a un 2.4 por ciento de canadienses con el Sindrome químico múltiple
Esto es una subestimación, pues las únicas clínicas del canadiense Sindrome químico múltiple están en Nueva Escocia y Ontario. Otros estudios alrededor del mundo indican un índice del Sindrome químico múltiple sobre de dos por ciento hasta 12.4 por ciento, dependiendo probablemente en la disponibilidad de profesionales para diagnosticar. Un estudio independiente comisionado por la sociedad ambiental de la enfermedad de Canadá, que representa a víctimas síndrome de la guerra del Sindrome químico múltiple , del Síndrome de fátiga Crónica, l fibromialgia y Guerra del Golfo, encontraba que el dos por ciento de canadienses del adulto no podía trabajar debido a la enfermedad ambiental y que una en cada ocho canadienses sufre consecuencias de la exposición a los productos químicos “normalmente seguros” en el lugar de trabajo o a casa.

El coste financiero total de la enfermedad ambiental a Canadá se estima en $13 mil millones. En 1951, mucho antes cualquier persona conociera la interrupción de la endocrina, y antes de que la tecnología pudiera medir los niveles de exposición, el Dr. Randolf, el padre de la medicina ambiental, había observado reacciones clínicas a los productos químicos ambientales. Él observó reacciones a los plásticos sobre hace 35 años y recomendó que los pacientes del Sindrome químico múltiple evitaran los plásticos. Él también observó efectos severos hacía los pesticidas, productos petroquímicos, formaldehído, productos constructivos, solventes y moldes tóxicos, entre otros.

Todo lo que necesitamos ahora está para que todos los profesionales de salud de Saskatchewan consigan por lo menos el entrenamiento básico en toxinas ambientales y sus alternativas, así que él puede educar a pacientes para proteger su propia salud. Los profesionales de salud bien informados podrían también ayudar con quitar productos tóxicos de las drogas y de la práctica médica actual.

La medicina ambiental va más lejos. Los profesionales de salud ambientales tienen un conocimiento profundo de las toxinas que existen en nuestro ambiente y donde están, de productos de reemplazo aceptables incluyendo vitaminas y de otros productos naturales, de la desintoxicación y una batería entera de las pruebas de diagnóstico confiables no actualmente disponibles en Saskatchewan.

En el mejor panorama, la diagnosis es ayudada por una clínica ambiental con seguridad construida, mantenida y proveída de personal. Actualmente, no hay médicos entrenados correctamente en medicina ambiental en Saskatchewan, y ninguna clínica ambiental, aunque algunos de nosotros incluyendo el Dr. Juan Gerrard (ahora jubilado) han estado luchando para evitar el cierre a lo largo de 25 años. Esta carencia deja una proporción grande de la población de Saskatchewan (un mínimo de 2.4 por ciento o 24.000) sin cuidado médico apropiado.

Paule Hjertaas

Hjertaas es presidente y portavoz de la red de Saskatchewan para los alternativas a Pesticides Inc.
Fuente | The Lancet
Edición y traducción| Fibromialgia.nom.es

Entradas populares